Viernes, 20 de Enero de 2012

"EEUU podría iniciar demandas individuales contra usuarios de Megaupload en ese país"

Las autoridades examinarán los datos almacenados en los servidores y determinarán si los contenidos violan leyes de ese país, asegura el abogado David Maeztu

PABLO OLIVEIRA Y SILVA ·20/01/2012 - 14:41h

El cierre de Megaupload es un asunto que arrastrará una larga cola de consecuencias legales. Más allá de que el servicio ya no exista y los usuarios tengan muy difícil reclamar la devolución de sus archivos personales, las autoridades en EEUU podrían poner en marcha una cadena de denuncias contra usuarios del servicio en ese país, que incurran en delitos contra la propiedad intelectual o de otra índole.

"En este momento los servidores están bloqueados y a disposición del juzgado. Tendrán que ser ellos los que determinen qué sucede con los archivos", señala David Maeztu, abogado especializado en propiedad intelectual en Internet. "La información contenida en los ordenadores de Megaupload son ahora pruebas periciales para sustentar la investigación y conocer si hay delito. Que los usuarios recuperen los archivos es prácticamente imposible ahora", remarca.

De hecho, las autoridades estadounidenses podrían iniciar demandas individuales contra usuarios que almacenaran en la nube de Megaupload archivos que pudieran incurrir en delitos contra la propiedad intelectual o de otra índole. "En función de los archivos que tuvieran almacenados los usuarios podrían iniciarse acciones civiles contra ciudadanos de ese país", aclara Maeztu. "Pero no es probable que estas acciones se extiendan a otros países como España, ya que chocaría con un problema del derecho a la privacidad".

Reclamaciones

Diferentes asociaciones de consumidores y grupos de internautas señalaban esta mañana que los usuarios de los servicios de Megaupload podían reclamar a las autoridades la devolución de sus archivos. "Los usuarios pueden remitir un escrito al tribunal pidiendo que éste ponga a su disposición sus archivos personales", asegura Maeztu, que además ve poco probable que el juzgado responda a dichas peticiones, debido al enorme número que recibirían. Todo apunta a que lo más seguro es que los archivos acaben desapareciendo si los detenidos son condenados o si el servicio vuelve a estar activo alguna vez, tras una absolución, podrían volver a estar disponibles, "pero pasarán muchos años, seguramente".

La situación de las cuentas de la empresa de Megaupload en este momento es de bloqueo y embargo. "Los denunciantes contra Megaupload reclaman una indemización de 500 millones de dólares y las cuentas incautadas apenas reúnen unos 50 millones", añade este abogado. Los usuarios que pagaban por servicios de Megaupload podrían reclamar a la compañía, pero "será el juzgado el que determinará los sujetos y las cuantías de las indemnizaciones y primero estarán los demantantes, antes que los clientes", sentencia Maeztu.

Paypal, la pasarela de pago por la que se abonaban la mayoría de los servicios de Megaupload, ya ha aclarado que la compañía no es responsable de devolver los importes abonados ya que su política de protección del comprador "no cubre los pagos por artículos intangibles, servicios o licencias y cualquier otra forma de acceso a contenidos digitales".

Noticias Relacionadas