Viernes, 20 de Enero de 2012

MSF cierra sus dos mayores centros sanitarios en Mogadiscio

La escalada de violencia en Somalia pasa factura a la organización humanitaria

 

MANUEL RUIZ RICO ·20/01/2012 - 05:33h

Ayuda en Mogadiscio.

La escalada de violencia en Somalia pasa factura a Médicos Sin Fronteras (MSF). La organización humanitaria anunció ayer el cierre de sus dos mayores centros sanitarios en la capital del país, Mogadiscio, tras los asesinatos de dos de sus miembros el pasado 29 de diciembre, Philippe Havet y Karel Keiluhu. MSF trabaja en Somalia ininterrumpidamente desde 1991.

La medida supone el cierre de actividades de MSF en el distrito de Hodan, donde estaban ubicados ambos centros. Se trata de dos instalaciones médicas de 120 camas cada una dedicadas al tratamiento de la malnutrición, el sarampión y el cólera.

"Es duro cerrar servicios médicos en un lugar donde la presencia de nuestros equipos sanitarios salvan vidas cada día, pero el brutal asesinato de nuestros compañeros ha hecho imposible que continuemos trabajando", aseguró el director general de la organización, Christopher Stokes, en un comunicado.

MSF quiso limitar esta actuación al distrito de Hodan y aseguró que continuará "proveyendo de atención sanitaria en los otros distritos de la capital así como en otras diez localizaciones en el resto de Somalia". Según la organización humanitaria, en Hodan han asistido "hasta 200.000 somalíes que han huido a la capital en los últimos meses", entre ellos, casi 12.000 niños afectados de malnutrición.