Jueves, 19 de Enero de 2012

Fitch cree que la bajada de los pisos debería llegar hasta el 35 por ciento en 2 años

EFE ·19/01/2012 - 10:37h

EFE - Imagen de la fachada de una de las oficinas de Fitch Ratings en Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo

Fitch ha advertido hoy de que la bajada de los precios de la vivienda en España debería llegar al 35 % en los próximos dos años respecto a su pico máximo durante la burbuja inmobiliaria, motivo por el que mantiene una perspectiva negativa sobre las entidades financieras españolas para 2012.

El director general de Fitch Ratings España, José Santos, ha asegurado durante la presentación del informe sobre previsiones económicas europeas para 2012 que es "improbable" que mejore el sector inmobiliario español este año ante el excesivo stock de viviendas que tienen los bancos y las cajas.

Ha señalado que desde 2008 los precios de la vivienda residencial en España han bajado sólo un 18 % y que deberían ajustarse hasta un 30 o 35 % como nivel máximo.

En este sentido, ha dicho que Fitch espera que las entidades financieras incrementen el ritmo de venta de activos adjudicados para que ello haga presión en los precios de las viviendas.

Ha explicado que el exceso inmobiliario y las dificultades para obtener crédito unido a un entorno macroeconómico negativo "pesa mucho" y no ha descartado que la agencia rebaje las calificaciones a entidades pequeñas.

Ha puntualizado que aquellas entidades que tienen mayor diversificación geográfica, como pueden ser el BBVA o el Banco Santander, "están mejor posicionadas que las que tienen solo riesgo doméstico, que sufrirán más presión y podrían acabar teniendo mas bajadas de rating".

Santos ha asegurado que la agencia ha rebajado las perspectivas de crecimiento económico de España hasta un 0 % para este año, y ha puntualizado que algunos miembros de la zona del euro podrían entrar en recesión "moderada" en los primeros meses de 2012.

En sentido contrario, ha destacado las elevadas tasas de crecimiento de países emergentes como China, India, Rusia o Brasil, cuyas economías siguen siendo "sólidas", pese a que han reducido su ritmo de crecimiento.

Respecto a la presión sobre la deuda soberana española, Santos, ha puntualizado que seguirá en 2012, sobre todo la presión a los rating soberanos ligados a programas del sector público.