Jueves, 19 de Enero de 2012

Barberá, ofendida por las preguntas sobre sus regalos

"¿Y usted cuántos tiene?", respondió Barberá a la prensa cuando se le preguntó por los bolsos de lujo

B. T. ·19/01/2012 - 03:57h

La alcaldesa de Valencia, ayer, en su escaño. Juan Navarro

"¿Y usted cuántos tiene?". Esa es la contestación que ayer dio Rita Barberá a la prensa cuando se le preguntó cuántos bolsos de lujo ha recibido como regalo durante su trayectoria política. La pregunta pretendía arrojar luz sobre los indicios que en los últimos días han señalado a la alcaldesa como receptora de regalos de alto precio por parte de imputados en escándalos de presunta corrupción.

El pasado 11 de enero, en una grabación exhibida en el juicio de los trajes por el que se sienta en el banquillo el expre-sident valenciano Francisco Camps se pudo escuchar a Álvaro Pérez, el presunto cabecilla de la trama Gürtel en Valencia, comentar que había regalado durante varios años bolsos de Louis Vuitton, que rondan los mil euros. El pasado viernes, la alcaldesa pidió al respecto que se "deje ya la hipocresía" y afirmó que este tipo de complementos son "un regalo habitual".

Barberá tiene, además, otro frente abierto. El diario Levante ha publicado en los últimos días indicios de que recibió un regalo de Esteban Cuesta, uno de los principales imputados en el caso Emarsa, por el que se investiga el desfalco de al menos 17 millones de euros en la depuradora del área metropolitana de Valencia, cuyos órganos de gobierno estaban controlados por el PP.

El diario publicó una carta en la que la alcaldesa agradecía a Cuesta un "obsequio". También publicó una factura de Loewe que mostraría que Cuesta compró un producto de esta marca por más de 900 euros cuatro días antes de que Barberá le hiciera este agradecimiento. La alcaldesa afirma de ambos documentos que no tienen validez alguna y que podrían estar manipulados. Ayer se quejó de que se trata de un "atentado contra los derechos y las garantías".

"Qué vergüenza", concluyó airada la alcaldesa. "Me hacen preguntas insólitas", se quejó. "Yo tengo la obligación, como personaje público, de presentar mis declaraciones de bienes, que es lo que hemos hecho. A partir de ahí, quien conozca cualquier cosa que acuda a los tribunales, no voy a aumentar el morbo [...], no voy a alimentar la estrategia de la izquierda. Intento ser cortés con la prensa todos los días, [pero] hay cosas que no contestaré porque ya he dicho cuál es mi principio y mi convicción", añadió en una comparecencia posterior.

Barberá tuvo ayer también tiempo de ocuparse de los problemas de tesorería de su Consistorio. En una imagen captada por Público, la edil escribió un mensaje a su vicealcalde, Alfonso Grau: "Le he pedido a Vela [el conseller valenciano de Hacienda] que nos pague algo de los 400 millones que les van a dar y me ha dicho que a final de mes. Estad encima por poco que sea". Los "400 millones" son los que el Gobierno central ha adelantado a la Generalitat Valenciana para que pueda pagar a los proveedores.