Jueves, 19 de Enero de 2012

Dirigentes andaluces creen que Griñán dará su apoyo a Chacón

El presidente cree que una victoria de la exministra mejoraría las expectativas socialistas de cara al 25-M

A. AVENDAÑO / R. BOCANEGRA ·19/01/2012 - 09:42h

El presidente de la Junta y líder del PSOE andaluz, José Antonio Griñán. EFE

La posición oficial del presidente de la Junta y secretario general del PSOE, José Antonio Griñán, ante el 38º Congreso Federal es la que él mismo ha definido, no sin cierta astucia, como "neutralidad activa", que en realidad nadie sabe muy bien qué significa exactamente. El presidente está convencido de que será Andalucía la que incline la balanza en el congreso hacia Carme Chacón o Alfredo Pérez Rubalcaba. Griñán ha dicho y repetido que él no se inclinará por uno u otro candidato hasta oír a sus ocho secretarios provinciales, pero también ha dejado entrever que su propia opinión será determinante.

Nadie sabe con absoluta certeza por quién optará, si bien numerosos indicios y, singularmente, la opinión de significativos dirigentes del PSOE andaluz consultados por Público apuntan a que Griñán preferiría una victoria de Chacón porque su figura proyectaría una imagen de renovación de la marca PSOE que a los socialistas andaluces les vendrían muy bien de cara a las autonómicas que se celebran el 25 de marzo. Su mano derecha en el Gobierno, Mar Moreno, se ha pronunciado públicamente por Chacón y su mano derecha en el partido, Susana Díaz, no lo ha hecho abiertamente pero está en esa misma posición. Sus roces esta semana con el secretario general de los socialistas sevillanos, José Antonio Viera, tendrían su origen en que este, en sintonía con lo que interpreta como el sentir mayoritario del partido en la provincia, apuesta por Rubalcaba, mientras que Díaz se inclina por la exministra de Defensa.

Entre el viernes y el domingo, el PSOE andaluz escoge sus 234 delegados

Entre el viernes y el domingo se celebran en Andalucía los ocho congresos provinciales para la elección de los 234 delegados. Lo más probable es que, por divisiones internas, haya dobles listas en Cádiz, Almería y Málaga. En Granada, Córdoba y Huelva sólo habrá una lista, como la habrá en Jaén, territorio dominado por Gaspar Zarrías, que apuesta por Rubalcaba.

Griñán no parece que vaya a pronunciarse antes de los congresos, pero corre el riesgo de que cuando lo haga los delegados que hayan sido elegidos tengan decidida ya su opción para el federal. Un caso paradigmático puede ser Jaén, donde Griñán tendrá, previsiblemente, que resignarse a respetar el signo favorable a Rubalcaba del voto de los 31 delegados.

Lío en Sevilla

Habrá división y dos listas en las provincias de Cádiz, Málaga y Almería

En Sevilla habrá, con toda probabilidad, una sola lista encabezada por Griñán, quien ayer lanzó un aviso al secretario provincial, José Antonio Viera, erosionado por el escándalo de los ERE fraudulentos y que en los últimos días se ha revuelto contra la dirección regional: "Tiene que buscar el consenso, y si no lo hace, será su problema", dijo el presidente. La presentación de una segunda lista erosionaría el liderazgo del presidente a las puertas de las autonómicas.

Una fuente conocedora del PSOE sevillano hace un pronóstico: "En Sevilla habrá una lista formada mayoritariamente con delegados favorables a Rubalcaba y un porcentaje menor de chaconistas". Un miembro del Gobierno andaluz decía ayer, en cambio, a Público que la candidatura de Sevilla, que lleva al congreso 55 delegados, será más equilibrada. Y pronosticaba: "En Andalucía, ninguno de los dos candidatos obtendrá ni más del 60% de los apoyos ni menos del 40%". ¿A favor de quién? "Eso dependerá de Griñán" replicaba. Esas fuentes dan por seguro que "Granada, Córdoba, Huelva y, también pero en menor medida, Almería y Málaga" apoyarán la opción por la que se decida Griñán.