Miércoles, 18 de Enero de 2012

Rajoy se hace "amigo" de Marruecos y olvida el pasado

El presidente del Gobierno apoya "con firmeza" las reformas impulsadas por Mohamed VI. No habla de Ceuta y Melilla pero sí del Sáhara

MARIA JESÚS GÜEMES ·18/01/2012 - 12:39h

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dejó ayer Rabat (Marruecos) "contento" por su visita. El dirigente conservador decidió cumplir con la tradición y acudir al reino marroquí como hicieron todos sus predecesores en el cargo nada más llegar a la Moncloa.

En este viaje Rajoy pasó revista a las tropas, se entrevistó con el monarca Mohamed VI por espacio de media hora, visitó el mausoleo de su padre y mantuvo un largo encuentro y almuerzo con el recién elegido presidente del Gobierno, Abdelilah Benkirán.

El jefe del Ejecutivo abre "una nueva etapa en la relación de vecindad"

A su término ambos comparecieron ante los medios para realizar una declaración conjunta sin preguntas. Rajoy se comprometió a abrir "una nueva etapa" reforzando las relaciones "de amistad y buena vecindad".

"Es mucho más lo que nos une que lo que nos puede separar", señaló tratando de enterrar cualquier conflicto. En la memoria, no sólo las tensiones fronterizas. También una manifestación convocada por los partidos políticos marroquíes contra el Partido Popular en noviembre de 2010. "PP+Polisario=nazi" fue uno de los lemas contra la formación, a la que se consideró responsable de que el Parlamento Europeo adoptara una resolución que reclamaba una investigación internacional sobre los disturbios ocurridos en El Aaiún tras el violento desmantelamiento de un campamento de protesta saharaui.

"Me considero amigo de Marruecos. Yo voy a trabajar en todo lo que ayude a sumar y construir", dijo Rajoy dejando claro su espíritu de no confrontación. Ayer, según informaron fuentes de la Moncloa, no estuvo sobre la mesa el tema del estatus de Ceuta y Melilla. Pero si se habló del Sáhara Occidental. Eso sí, sin entrar en polémicas. Cada parte se limitó a exponer su postura. Marruecos le recordó que para ellos se trata de un tema "muy importante" y Rajoy soslayó la cuestión recordando que su partido aboga por "un proceso de negociaciones entre las partes, patrocinado por Naciones Unidas".

El Gobierno "presionará" para que haya un nuevo acuerdo pesquero

De la reunión salió el acuerdo de celebrar después del verano una reunión de alto nivel entre los dos países, una cumbre que no se convoca desde diciembre de 2008, cuando se celebró en Madrid. Y también la intención de "darle una solución" al tema pesquero. El Parlamento europeo decidió no prorrogar en diciembre el acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos.

Con ello se ha perjudicado gravemente a los intereses españoles. "Vamos a intentar presionar para que el Consejo le dé un mandato a la Comisión para que se negocie un nuevo acuerdo poco este es poco razonable", señalaron fuentes gubernamentales.

Con dos gobiernos que se acaban de estrenar, Rajoy quiso lanzar un guiño: "Apoyo con firmeza el proceso de reformas impulsado por Mohamed VI, que ha puesto a Marruecos a la vanguardia del mundo árabe y le han convertido en un ejemplo a seguir para otros países".

"He descubierto a una persona simpática", dice Benkirán de Rajoy

"No hay país más interesado que España en un Marruecos democrático", resaltó. También hizo hincapié en que hay 800 empresas españolas instaladas en Marruecos y otras 20.000 que exportan productos a un mercado que para España ya es el tercero fuera de la UE.

El rey le habla en español

Atrás quedaron los reproches del pasado. Incluso los de su homólogo, quien dijo que sería más difícil llegar al entendimiento con Rajoy como presidente. El presidente del Gobierno se fue "satisfecho" con todos los detalles que le brindaron, como que Mohamed VI le hablara en español.

Benkirán se fue con otra impresión. Agradeció "muchísimo" el gesto de Rajoy. Y aseguró que el encuentro de ayer había sido "el primer eslabón de una cadena de buenos encuentros". "He descubierto una persona simpática y muy capacitada para ostentar la función que le corresponde", dijo el jefe de Gobierno marroquí.

Rajoy dijo que había que impulsar las inversiones y el comercio. Y mantener la cooperación en interior y en materia de inmigración. "La seguridad, estabilidad y prosperidad de Marruecos son en buena medida la de España", proclamó.