Martes, 17 de Enero de 2012

La Primavera Árabe desvía 1.600 millones a España

El PIB turístico creció un 2,6% en 2011, según la patronal Exceltur

A. F. / AGENCIAS ·17/01/2012 - 04:23h

La llegada de viajeros extranjeros creció un 7,7%, según la patronal del sector.

La generación de riqueza procedente del turismo (PIB) creció en 2011 un 2,6%, 2.678 millones de euros, según hizo público ayer la patronal del sector Exceltur. Sin embargo, la mayoría de ese ingreso añadido es lo que Exceltur denomina "turismo prestado", refiriéndose a los turistas que fueron desviados hacia España al desatarse la Primavera Árabe en el norte de África. En concreto, según Exceltur, "la mayor actividad turística agregada se debió al atípico e imprevisto tirón de demanda externa, muy favorecida por los turistas prestados del Norte de África que, por sí solos, explican 1,6 puntos (60%) del crecimiento del PIB turístico".

En concreto, el intenso avance del sector se vio favorecido "por la leve mejoría del escenario económico en Europa en la primera mitad del año, pero principalmente por la inestabilidad social en Túnez y Egipto". En ambos países, la llegada de turistas descendió en el pasado ejercicio un 34,4% y un 34,7% respectivamente, coincidiendo con aumentos en España del 7,7% de visitas de extranjeros, 9,2% de crecimiento de los ingresos y 11,2% de aumento de las pernoctaciones en establecimientos reglados.

El sector turístico aún ingresa 6.075 millones menos que en su mejor año

El incremento del PIB, asegura la patronal, no ha tenido su reflejo en un crecimiento similar de la rentabilidad de los empresarios del sector. "Un 55,2% de las empresas turísticas mermaron sus márgenes".

De hecho, aún se está lejos de volver a las cifras de 2007, el mejor año del turismo español de toda la historia. En concreto, la distancia para alcanzar el PIB de aquel ejercicio es todavía de 6.075 millones de euros.

Exceltur no ve que el turismo desviado hacia España se vaya a fugar en 2012. De momento, sus previsiones son que el PIB turístico volverá a crecer, aunque levemente, este año un 0,2%, "una tasa que si bien es contenida, está muy por encima de la caída prevista por el consenso de analistas para el conjunto de la economía en este año".

El indicador BBVA-Google prevé que el turismo foráneo crezca un 4,4%

Es probable que en ese estancamiento influya considerablemente la parálisis que sufren las economías europeas debido al clima de austeridad que se ha impuesto en el Viejo Continente.

Favorecerá, sin embargo, el debilitamiento del euro, que puede tirar de turistas de larga distancia como los procedentes de EEUU y América Latina.

El turismo interno seguirá sin dar buenas noticias, "muy condicionado por la pérdida de poder adquisitivo de las familias españolas". Según los indicadores recogidos por Exceltur, las demanda turística de los españoles, que "supone el 50% del consumo" realizado en España, cayó en torno al 2% en 2011, con más intensidad en el cuarto trimestre, cuando tampoco favoreció el retraso de la llegada de la nieve para iniciar la temporada blanca. Este año no se tienen tampoco buenas perspectivas para el mercado interno español ni para el italiano que visita este país, en línea con la situación de ambas economías.

El indicador BBVA-Google

La Organización Mundial del Turismo aseguró ayer que no cree que España pueda repetir las cifras de incremento de turistas procedentes de fuera de 2011. Un nuevo indicador elaborado por Google y BBVA Research acotó ayer dónde pueden situarse esas previsiones de crecimiento.

Según el citado indicador, la entrada de turistas extranjeros a España dará un salto en febrero pese a la fuerte ralentización económica que atraviesan algunos de los países tradicionalmente emisores de turistas hacia este país, con un número de viajeros que aumentará hasta 1,92 millones en febrero, cifra que supone un crecimiento interanual del 4,4%. Para enero, prevé un aumento del 3,7%.