Lunes, 16 de Enero de 2012

Un funcionario se querella contra Barberá por injurias

"Ya está bien de querer repartir la porquería para evitar dar explicaciones de sus conductas", dice

B. T. ·16/01/2012 - 21:00h

"Ya está bien de querer repartir la porquería para evitar dar explicaciones de sus conductas". La frase es de Alfons Puncel, funcionario de la Generalitat Valenciana, que este lunes presentó una querella por injurias contra Rita Barberá, alcaldesa de Valencia. Puncel acusa a Barberá de faltar a la verdad y dañar su honor cuando dijo, el pasado viernes, que "todos los políticos y funcionarios reciben regalos en Navidad".

Con esta frase, la alcaldesa pretendía disculpar su presunto comportamiento, después de que un periodista le preguntara por la grabación en la que uno de los cabecillas de la Gürtel afirma que regaló durante años a Barberá bolsos de Louis Vuitton, cuyo precio puede alcanzar los 3.000 euros.

Puncel considera que con su generalización la alcaldesa insultó a los trabajadores públicos. El funcionario recuerda en su querella que tanto los funcionarios como los políticos cometen un delito de cohecho si aceptan regalos por su función. Así que exige a Barberá que demuestre que él ha recibido alguna vez un regalo por el puesto que ocupa. Puncel pide a otros trabajadores públicos que se sumen a la denuncia para defender "el buen hacer" de los funcionarios.