Jueves, 4 de Octubre de 2007

La ultraderecha se apropia de la causa del Rey

El juez deja en libertad sin medidas cautelares a los nueve imputados por la quema de fotos

España Redactor ·04/10/2007 - 22:11h

Por tercera vez en las últimas tres semanas, los alrededores de la Audiencia Nacional se llenaron de banderas catalanas. Unos sesenta jóvenes independentistas de la plataforma alerta solidaria viajaron hasta Madrid en apoyo a los nueve jóvenes imputados por la quema de fotos delrey.

Esta vez, al llegar se encontraron con que, en la acerca de enfrente, unos 40 ultraderechistas les esperaban rodeados banderas preconstitucionales y lanzando gritos contra Cataluña y a favor del rey. La policía separó a los dos grupos.Los jóvenes catalanes optaron por la indiferencia. En varias ocasiones los ultras se acercaron bajo gritos de "Viva España". "Molt Bé, te la regalo con lacito y todo", les contestaban. Poco a poco los ultras se cansaron y a las dos sólo quedaba media docena, gritando de cuando en cuando.

Poco despues, casi a las tres de la tarde y tras de cinco horas de declaración, salían en libertad sin medidas cautelares, los nueve imputados. A ocho de ellos, el juez Fernando Grande- Marlaska les responsabiliza de la quema el 22 de septiembre de fotos del rey, mientras que al último, que leyó un manifiesto, le imputa por inducción a la quema de banderas. Todos reconocieron los cargos menos uno de ellos que mantuvo que estaba en la concentración pero no prendió ninguna foto. El lunes declarará el último de los imputados en ser identificado. Después, la fiscalía tendrá diez días para presentar cargos. En caso contrario, la causa quedará archivada.

Los activistas acusados alegaron en su defensa que pretendían "defender la libertad de expresión". El incidente se produjo días después de que los jóvenes Jaume Roura y Enric Stern fueran imputados por la primera quema de fotos, el 13 de septiembre.

Más protestas.

La persecución judicial no ha conseguido, sin embargo, atajar el problema. Ayer, se volvieron a quemar retratos del monarca en nuevas concentraciones solidarias. En la universidad de Barcelona, donde estudian varios de los encausados, unos trescientos estudiantes se reunieron en su favor.

Durante el acto dos jóvenes encapuchados ahorcaron y quemaron un muñeco con la efigie del jefe del Estado. Un tercer estudiante, esta vez a cara descubierta, prendió fuego a un gran retrato de Juan Carlos I. Detrás en la fachada colgaba un cartel que rezaba "En la UAB también quemamos al rey".