Lunes, 16 de Enero de 2012

Nuevos registros en la iglesia belga en una operación contra la pederastia

La policía confisca una docena de archivos relacionados con abusos sexuales, así como listas con nombres de posibles víctimas

EFE ·16/01/2012 - 17:39h

D. B. - Una clase con crucifijo.

La Policía judicial belga lleva a cabo hoy nuevos registros en la sede del arzobispado de Malinas-Bruselas, así como en las de los obispados de Amberes y Hassels, al norte de Bélgica, en una investigación iniciada hace meses sobre supuestos casos de pederastia en el seno de la iglesia católica del país. El juez de instrucción Wim De Troy ha dado la orden de iniciar los registros en las sedes de los obispados de Amberes y Hasselt, antes de continuar en la de Malinas-Bruselas, donde en junio de 2010 ya se produjeron inspecciones que incluyeron la apertura parcial de tumbas en las dependencias del arzobispado.

El portavoz del obispado de Amberes, Olivier Lins, indicó a la agencia de noticias Belga que la Policía judicial federal ha confiscado en esa sede una docena de archivos relacionados con supuestos abusos sexuales, así como listas con nombres de posibles víctimas que habían contactado al arzobispado. "Evidentemente hemos aceptado colaborar. Nos hemos quedado con copias de los informes a fin de poder continuar nuestro trabajo", comentó. De forma paralela, la Policía inspeccionó durante horas el obispado de Hasselt, de donde una quincena de investigadores salió portando una gran caja blanca.

"No tenemos nada que esconder", declaró el portavoz de esa sede, Clem Vande Broek. "Tras catorce años en el obispado, puedo asegurar que, durante ese periodo, todas las declaraciones de abusos que nos han llegado han sido escrupulosamente archivadas y remitidas a la Justicia", apuntó. En lo referente al arzobispado de Malinas-Bruselas, su portavoz, Jeroen Moens, también confirmó que la policía judicial inició registros allí hacia las 13.00 hora local.

Noticias Relacionadas