Domingo, 15 de Enero de 2012

Prosigue la búsqueda de supervivientes en el crucero italiano naufragado

EFE ·15/01/2012 - 09:44h

EFE - Los ciudadanos holandeses Joop van Oosten (d) y Nellie Steeman (c) llegan al aeropuerto de Schiphol (Holanda) tras el naufragio del crucero italiano Costa Concordia.

Bomberos y submarinistas continúan la búsqueda, cabina por cabina, de supervivientes en el crucero "Costa Concordia", naufragado frente a la isla de Giglio, en el que en las últimas horas fueron localizadas vivas dos personas y en cuyo interior, según fuentes de los bomberos, se escuchan ruidos.

La búsqueda prosiguió durante toda la noche en las plantas no inundadas del barco cabina por cabina, con la esperanza de que alguien pudiera haber quedado bloqueado en las mismas y no pueda salir.

Y es que tras irse la luz en el barco al chocar con unas rocas cercanas a la isla toscana, las cerraduras de las cabinas, que son electrónicas quedaron bloqueadas y según fuentes de los bomberos no se descarta que algunos de los viajeros dados por desaparecidos estén en las mismas, sin poder comunicarse con el exterior.

A primeras horas de esta mañana, ya con luz, el personal especializado del cuerpo de bomberos y submarinistas comenzó a buscar en la zona cubierta de agua, ayudados por cámaras de televisión y otros aparatos.

Según fuentes de los bomberos, en el puente tercero se escuchan ruidos y no descartan que pueda tratarse de viajeros que hayan quedado bloqueados.

El acceso a la zona es muy difícil y las labores se realizan con dificultad y la máxima cautela, según las mismas fuentes.

A primeras horas de esta madrugada los bomberos localizaron vivos a una pareja de coreanos en viaje de novios, que habían subido al barco en el puerto de Civitavecchia, a 70 kilómetros al norte de Roma, pocas horas antes del naufragio.

Hye Jim Jeong y Kideok Han, ambos de 29 años, fueron localizados en el interior de la cabina que ocupaban, en el puente octavo.

El bombero Fabio Bargagna, jefe del equipo de espeleología alpino fluvial de los bomberos, que los salvó, contó a los medios que buscaban por el puente sexto y séptimo cabina por cabina y que gritaban por si había alguien, y los dos coreanos le contestaron.

La pareja de recién casados aseguró que pasaron desde el naufragio todo el tiempo encerrados en la cabina y que, aunque escuchaban a los bomberos y ellos gritaban, hasta ese momento no lograron ser localizados.

El número de fallecidos se mantiene en tres, un peruano miembro de la tripulación y dos turistas franceses. Los heridos son cerca de medio centenar y los desaparecidos unos cuarenta, según las últimas estimaciones de los bomberos.