Domingo, 15 de Enero de 2012

La Fiscalía investiga los contratos para la restauración del Coliseo

La Justicia de Roma estudia la concesión de las obras a la multinacional del calzado Tod's

DANIEL DEL PINO ·15/01/2012 - 10:40h

EFE - El Coliseo romano, el pasado 26 de diciembre, tras un desprendimiento.-

Es complicado afirmar por ahora si esta es otra historia más de trapicheos a la italiana o de un cúmulo de infortunios fruto de las prisas y la desesperación. Eso lo tendrán que decidir la Fiscalía de Roma y el Tribunal de Cuentas, que el pasado martes abrieron una investigación. Pero lo que está claro es que el principal damnificado, el Coliseo romano, tiene todas las de perder. El Ministerio de Cultura confió en enero del año pasado la restauración del anfiteatro a la multinacional del calzado Tod's, propiedad del empresario Diego Della Valle, que se comprometió a poner 25 millones de euros para recuperar el icono del país a cambio de poseer los derechos de explotación durante 15 años.

El alcalde de la capital, Gianni Alemmano, dijo que la operación era un ejemplo de "plena transparencia", pero al ser el primer caso en la historia reciente en el que se confía a un privado una pieza de patrimonio de estas características, las dudas sobre quién iba a sacar más beneficio del pacto y la palabra privatización no tardaron en surgir. Alemmano, en realidad, no fue más que un espectador de lujo de la negociación ya que el Coliseo está gestionado por el Ministerio.

Es la primera vez que se confía una pieza de patrimonio a una empresa privada

Roberto Cecchi, actual subsecretario de Cultura, era el encargado del área arqueológica de Roma y Ostia Antigua en ese momento y el responsable directo de la adjudicación. El Ministerio convocó un concurso público para la restauración del anfiteatro, que quedó desierto. Y entonces, de la nada, aparecieron tres mecenas del siglo XXI: Tod's, la aerolínea Ryanair y la consultora Finit.

Cualquiera que se ponga en la piel de Cecchi, entre confiarle la joya de la corona italiana a un zapatero de lujo con modales exquisitos, azote inesperado de la política y defensor de los derechos de los trabajadores (amén de ser la novena persona más rica de Italia, según la revista Forbes); a un estrafalario magnate de la aviación amante de inmortalizar a sus azafatas ligeras de ropa en calendarios aunque sea con fines benéficos; y dos consultores financieros extrabajadores de Arthur Andersen con la que está cayendo; puede entender que Della Valle se llevara el premio. Por otra parte, era el único italiano que se había ofrecido.

Beneficios por explotación

El Gobierno de Berlusconi ha ahogado al Ministerio sin presupuesto

No hay que olvidar que el Gobierno de Silvio Berlusconi había ahogado al Ministerio en el último decenio reduciendo el presupuesto para Cultura un 32,5%. En 2010, el exministro de Economía Giulio Tremonti destinó una partida de 1.500 millones para un país que posee el 5% del patrimonio artístico mundial, así que Cecchi no estaba en condiciones de hacer ascos a la oferta de Tod's.

Pero su primer error de bulto de manera intencionada o no, en ello está la Fiscalía fue no hacer públicos los términos del contrato que acababa de firmar. El departamento de Bienes Culturales del sindicato Uil, muy activo en la zona arqueológica de Roma y Pompeya, presentó un recurso en marzo al estimar que con la explotación, Tod's podría obtener, al menos, 200 millones de beneficios.

El diario Il Fatto Quotidiano publicó el contrato en abril y se descubrió que la casa de zapatos podía instalar durante 15 años un establecimiento en el Coliseo y colocar su logo en los tickets de entrada y los carteles de las obras durante los próximos cuatro.

Al tiempo, la asociación de consumidores Codacons, presentó un recurso a la Autoridad de la Competencia, admitido el pasado diciembre, por supuestas irregularidades en la adjudicación. El acuerdo con Tod's se cerró en 48 horas y el Ministerio dijo desestimar la oferta de Ryanair porque pensaba empapelar de azul y amarillo todo el Coliseo.

Della Valle tiene un patrimonio de 1.300 millones de euros y junto al presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, ha sido el único multimillonario que ha pedido al Gobierno que le suba los impuestos, proteja las pensiones de los trabajadores y no facilite los despidos. En septiembre de 2010 compró una página en los principales periódicos en la que exigió a la clase política con un manifiesto que se comportara a la altura del país.

Esta semana se mostró decidido a retirar su participación en el Coliseo ya ha aportado diez millones porque "no queremos que se piense que detrás de una operación que va destinada a contribuir al bien del país, se esconde una operación comercial", aunque el actual ministro de Cultura, Lorenzo Ornaghi, consiguió convencerle de que espere hasta ver qué dice la Fiscalía.

Mientras tanto, el monumento se sigue desmoronando día tras día. Ayer mismo tuvieron que intervenir los bomberos tras el corrimiento de varios fragmentos en el arco de Constantino. Della Valle, junto con Montezemolo, se ha visto envuelto en otra polémica por la adjudicación de la explotación de varios tramos de la alta velocidad ferroviaria. El contrato también se firmó en secreto.