Jueves, 12 de Enero de 2012

Detenido en Madrid un hombre que simuló su secuestro para estafar a su hermano

La Policía detiene en Madrid a un hombre que simuló su secuestro para estafar 23.000 euros a su hermano

EFE ·12/01/2012 - 12:36h

La Policía Nacional ha detenido a un hombre como presunto autor de una simulación de delito, ya que tramó su propio secuestro para estafar 23.100 euros a su propio hermano, según ha informado la Jefatura Superior de Policía a través de una nota.

La investigación comenzó el pasado 3 de enero después de que la comisaría de Villa de Vallecas recibiera una denuncia en la que se alertaba del secuestro de un hombre.

La denunciante explicó que la había llamado su marido, que se hallaba en ese momento en Ecuador, para decirle que había recibido una comunicación telefónica de su hermano, quien le decía que acababa de ser secuestrado.

La supuesta víctima manifestó que estaba retenida en un domicilio del distrito de Usera y que los captores exigían 23.100 euros para liberaro.

En 2011 se esclarecieron un 96% de las simulaciones de delito

Los agentes localizaron el domicilio en el que presuntamente estaba el secuestrado y constataron que no se había producido ninguna retención ilegal y que la familia que vivía en esa vivienda no tenía ningún conocimiento del hecho delictivo.

Con posterioridad los agentes localizaron a la supuesta víctima y comprobaron que no había sido secuestrado, por lo que fue detenido.

El caso pone de manifiesto el fenómeno de las simulaciones de delito.

Aumentan las simulaciones de delito

Según la Jefatura de Policía de Madrid durante 2011 hubo un aumento de delitos contra la Administración de Justicia, en especial por las denuncias falsas y las simulaciones de delito.

En la mayor parte de los casos se trata de individuos que intentan conseguir un beneficio económico ya que muchos de ellos pretenden que las compañías de seguros abonen los costes de los supuestos robos o pérdidas.

En 2011 se esclarecieron un 96% de las simulaciones de delito y un 93% de las denuncias falsas, según la nota de la Jefatura.

Los delitos más comunes que se simulan son robos en el interior de vehículos y en la vía pública, en su mayoría en el transporte urbano.