Miércoles, 11 de Enero de 2012

La enfermedad cardíaca es más común en personas con psoriasis

Reuters ·11/01/2012 - 17:21h

Por Andrew M. Seaman

Las personas con psoriasis deberían prestarle atención a los factores de riesgo cardíaco, ya que son más propensas que la población general a tener las arterias obstruidas.

Un nuevo estudio, publicado en American Journal of Cardiology, sugiere también que a mayor antigüedad de la enfermedad, mayor riesgo cardíaco.

"Los pacientes con psoriasis deberían asegurarse de que les controlen los factores de riesgo cardiovasculares modificables", opinó el doctor Joel Gelfand, profesor de dermatología de la University of Pennsylvania, en Filadelfia, y que no participó del estudio.

Gelfand señaló que esos factores de riesgo son el tabaquismo, la presión, el colesterol, los niveles de glucosa en sangre y el índice de masa corporal (IMC).

Los autores utilizaron los registros de pacientes sometidos a una angiografía coronaria para comparar los resultados en personas con y sin psoriasis.

Entre los 9.500 pacientes evaluados, a unos 200 se les diagnosticó psoriasis. Ese subgrupo era más propenso que el resto a tener colesterol elevado y sobrepeso u obesidad.

El 84 por ciento de los pacientes con psoriasis tenía un estrechamiento de las arterias que le suministran sangre al corazón, es decir, enfermedad coronaria, comparado con el 75 por ciento de los pacientes sin psoriasis.

Y a mayor antigüedad de la enfermedad de la piel, mayor riesgo de cardiopatía.

"Comprendimos que la psoriasis no es sólo una enfermedad cutánea", dijo la doctora April Armstrong, de la University of California, en Davis, quien participó del estudio.

Quienes la padecen tienen parches de piel rojos, gruesos y con escamas, que aparecerían por una respuesta errónea del sistema inmunológico contra las células del organismo. La Fundación Nacional de la Psoriasis estima que unos 7,5 millones de estadounidenses tienen psoriasis.

Aunque el estudio no prueba que la enfermedad cause cardiopatías, Armstrong dijo a Reuters Health que las erupciones cutáneas también serían un signo de inflamación dentro del organismo.

El doctor Richard Krasuski, director de los Servicios para Adultos con Cardiopatías Congénitas de la Clínica Cleveland, consideró que los nuevos resultados coinciden con estudios previos que habían identificado una relación entre las enfermedades cardíacas y las inflamatorias, como la artritis reumatoidea.

"Los resultados tienen sentido biológico", dijo Krasuski, que no participó del estudio, aunque indicó que el aumento del riesgo detectado no es muy alto y que los resultados surgen de pacientes de un solo centro médico.

Gelfand, en tanto, explicó que el tratamiento de la psoriasis depende de la gravedad de la enfermedad e incluye cremas, luz ultravioleta y medicamentos orales. El experto aclaró que la fototerapia y los nuevos fármacos biológicos son costosos.

FUENTE: American Journal of Cardiology, online 3 de enero del 2012