Miércoles, 11 de Enero de 2012

Portugal acaba 2011 con la inflación en el 3,7%, la mayor de la última década

EFE ·11/01/2012 - 16:41h

EFE - LISBOA (PORTUGAL), 4/1/2012.- El ministro de Asuntos Exteriores francés, Alain Juppé (izda), conversa con el presidente portugués Cavaco Silva, durante la reunión mantenida en el Palacio de Belem, Lisboa, Portugal, el 4 de enero del 2012. EFE/Archivo

Lisboa, 11 ene (EFECOM).- Portugal cerró el 2011 con la inflación en el 3,7 %, la mayor tasa de la última década, debido a la subida de impuestos y del precio de algunos servicios públicos decretados por el Gobierno para cumplir con sus metas de reducción del déficit.

Según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) luso, el IPC del pasado año superó en 2,3 puntos porcentuales la tasa registrada en 2010 (1,4 %) y no alcanzaba un valor tan alto desde 2001, cuando se situó en el 4,4 por ciento.

El incremento de los precios en Portugal deriva fundamentalmente del aumento de la carga fiscal, según el INE, así como de la subida del precio del transporte público.

El primer aumento de impuestos del año se produjo en enero, cuando el gravamen máximo del IVA pasó del 21 al 23 por ciento.

En agosto, el Ejecutivo conservador luso optó, recién salido de las urnas, por incrementar el precio del transporte público en torno a un 15 por ciento de media.

Apenas dos meses después, en octubre, los portugueses comenzaron a pagar más en sus facturas por la electricidad y el gas natural, al pasar de estar gravados con el tipo mínimo de IVA (6 %) a ser penalizados con el máximo (23 %).

Con estas medidas, el Gobierno luso se propuso recaudar más e incrementar su cuenta de ingresos debido a las dificultades para recortar en el gasto público de forma drástica.

El objetivo del Ejecutivo era cumplir con lo acordado en materia de reducción del déficit público con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que en mayo le concedieron un préstamo de 78.000 millones de euros a cambio de un severo programa de ajustes encaminado a reformar su economía.

La aparición de desvíos en sus cuentas públicas por un valor superior a los 3.000 millones de euros llevó al Gobierno portugués a aprobar medidas adicionales con las que dejar su déficit público de 2011 por debajo del 5,9 por ciento del PIB, objetivo finalmente cumplido.

De los doce grupos de productos que se analizan para calcular el IPC en Portugal, las mayores subidas de precio respecto a 2010 se registraron en el sector de los transportes; en el de la vivienda, la electricidad, el agua y los combustibles; en los alimentos y bebidas alcohólicas; así como en el de la salud.

La única disminución de precios se registró en el vestuario y el calzado, según los datos del INE.

En tasa anual, el IPC luso se situó en diciembre en el 3,6 por ciento, cuatro décimas menos que el mes anterior, mientras que en tasa mensual se mantuvo sin cambios (0,0 %) respecto a noviembre.

El IPC armonizado (utilizado para poder comparar las cifras con el resto de países miembros de la UE) alcanzó en Portugal el 3,5 por ciento en diciembre, tres décimas menos que el mes anterior. EFECOM