Miércoles, 11 de Enero de 2012

Cuartos de hospitales, tan ruidosos como motosierras: estudio

Reuters ·11/01/2012 - 14:17h

Todos saben que las habitaciones de los hospitales son ruidosas, pero ahora un estudio lo confirmó: los niveles de ruido a veces pueden llegar a parecerse al de una motosierra.

"El ambiente hospitalario ciertamente no es un ambiente relajante", dijo Vineet Arora, de la University of Chicago, quien dirigió el estudio publicado en Archives of Internal Medicine.

En un estudio sobre unos 100 pacientes adultos de su centro médico, la experta y sus colegas hallaron que el ruido en las habitaciones por la noche solía ser menor que durante el día, pero que casi siempre excedía las recomendaciones de nivel promedio y máximo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ruido en las salas de hospitales generalmente no debería superar los 30 a 40 decibeles. Pero el equipo de Arora descubrió que el nivel de ruido promedio en ellas se acercaba a los 50 decibeles, y que a veces trepaba hasta los 80, casi tanto como una motosierra.

Gran parte del ruido extra por la noche se debe a las conversaciones entre médicos y enfermeras, aunque las molestias de mayor volumen solían provenir de alarmas e intercomunicadores, indicó la autora del estudio.

Estos niveles mayores de ruido en las habitaciones individuales se relacionaron con interrupciones del sueño en sus ocupantes: los pacientes informaron dormir una hora menos en el hospital de lo que solían hacerlo en sus casas. También solían tener un sueño menos descansado y de mala calidad.

"Una de las quejas más comunes que informaron los pacientes (hospitalizados) es que tenían problemas para dormir de noche", algo que podría demorar su recuperación, dijo Arora.

"Esto podría formar un ciclo: uno está enfermo, duerme mal, y no puede mejorar tan rápidamente", agregó.

Pero otros expertos médicos dijeron que el ruido no sería el único culpable del mal sueño de los pacientes, ya que la dolencia por la que están hospitalizados también jugaría un rol clave.

El mayor ruido sería un reflejo de más enfermeras teniendo que entrar y salir, para controlar a los pacientes y administrarles medicinas, lo que indica que estarían más enfermos que aquellos con habitaciones menos ruidosas.

"Eso no significa que (...) el ruido no sea un factor; el ruido ciertamente es un factor", manifestó Sairam Parthasarathy, que estudia el sueño de los pacientes en la University of Arizona en Tucson pero no participó de este estudio.

Parthasarathy sugirió que los pacientes mantengan sus cortinas abiertas durante el día para recibir la luz del sol, usen auriculares si el sonido del ambiente les molesta y caminen durante el día si están habilitados físicamente a hacerlo.