Miércoles, 11 de Enero de 2012

Encierros y bloqueos en las cárceles contra los recortes de Mas

Tras una noche de encierros en penitenciarias, los funcionarios de prisiones han llevado a cabo esta mañana concentraciones y bloqueos y convocan huelgas de celo

PÚBLICO.ES / EFE ·11/01/2012 - 09:39h

Los funcionarios de prisiones de Catalunya se han plantado ante los recortes y los despidos del ejecutivo de Mas y han decidido actuar, contando con la ventaja de que su actuación afecta a una institución tan sensible como son las cárceles.

Hoy se han concentrado desde primera hora de la mañana ante los centros penitenciarios de la Comunitat. En la prisión de Quatre Camins, los trabajadores han decidido en asamblea bloquear el centro, una protesta a la que se suman las huelgas de celo convocadas para hoy en otros tres recintos.

Según fuentes sindicales, la concentración ha impedido el relevo de los funcionarios del turno de noche de los centros de Quatre Camins I y II (de Jóvenes), lo que está obligando a suspender las actividades de los presos.

Han convocado huelgas de celo, en las que lelvan al extremo sus funciones y colapsan el centro Finalmente, en una asamblea improvisada han decidido desconvocar su protesta a las 11:30 y trasladarla ante la sede de Servicios Penitenciarios en Barcelona, donde desde ayer permanecen encerrados 13 delegados sindicales y había concentradas al rededor de cien personas desde primera hora.

Los funcionarios han depuesto su actitud después de que el propio director de la prisión se haya reunido con algunos de los concentrados y se haya brindado incluso a presentar su dimisión si con ello podía contribuir a normalizar la situación en los centros penitenciarios I y II de Quatre Camins. 

Paralelamente, los funcionarios han convocado huelgas de celo para la jornada de hoy en los centros Ponent de Lleida, Lledoners de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) y Modelo de Barcelona, ha explicado el portavoz del sindicato mayoritario en el sector, UGT, Xavier Martínez.

Esas huelgas de celo consisten en que los trabajadores llevan hasta el extremo las funciones que tienen encomendadas de acuerdo con sus reglamentos, lo que en la práctica puede acabar colapsando las actividades de los centros. Por ejemplo, los funcionarios practicarán exhaustivos cacheos a cada uno de los reclusos antes de cualquier actividad prevista, lo que ralentizará el funcionamiento de las cárceles.

Los trabajadores se enteraron ayer de que Govern no va a abrir este año las prisiones de Figueres (Alt Empordà) y Tarragona. Esto significa, según los sindicatos, más masificación y peores condiciones de trabajo.

La intención de los delegados sindicales es, según este portavoz, no levantar su protesta hasta que los representantes de Servicios Penitenciarios accedan a mover sus posiciones y ambas partes encuentren un punto de encuentro a partir del cual empezar a negociar.

Noche de encierros en las cárceles

Los funcionarios protestan por la "masificación de los centros" y exigen al Govern un nuevo acuerdo

La protesta se inició ayer por la tarde cuando una decena de delegados sindicales de funcionarios se encerraron en la sede de Dirección General de Servicios Penitenciarios de Barcelona para forzar a la administración a acercar posiciones en las negociaciones sobre los recortes planteados.

Delegados de los cuatro sindicatos con representación en el sector -CSIF, CCOO, CATAC y UGT- decidieron permanecer en la décima planta del edificio, situado en la calle Aragó, tras interrumpirse la negociación que mantenían con miembros de la administración. Otros funcionarios de prisiones optaron asimismo anoche por iniciar encierros en algunos centros penitenciarios.

Por su parte, la 'Asamblea de Movilizaciones de Prisiones' ha dado apoyo a las protestas.

La negociación por los recortes y ajustes de personal en el sector de funcionarios de prisiones viene prolongándose desde hace semanas, y como medida de presión, a principios del pasado diciembre miembros del colectivo bloquearon los accesos a algunas prisiones catalanas, como la Modelo de Barcelona y la prisión de Ponent de Lleida.

La Fiscalía de Barcelona y la de Lleida han abierto sendas diligencias para investigar las protestas de funcionarios de prisiones que bloquearon los accesos a diversas cárceles catalanas, al considerar que los manifestantes pueden incurrir en delito.

Noticias Relacionadas