Martes, 10 de Enero de 2012

Rusia pide a la Liga Árabe prestar atención a la violencia rebelde en Siria

EFE ·10/01/2012 - 12:34h

EFE - Varios sirios ondean banderas nacionales durante la misa celebrada ayer en honor a las personas asesinadas desde que estalló la crisis en el país, en la puerta de la iglesia de la Santa Cruz de Damasco, Siria.

Rusia instó hoy a la Liga Árabe a prestar no sólo atención al cumplimiento de los compromisos por parte del régimen de Bachar al Asad, sino también a las acciones de los grupos armados rebeldes en Siria.

Moscú destacó "la necesidad del inmediato cese de la violencia, independientemente de donde proceda", afirmó el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, durante una conversación telefónica con el secretario general de la organización panárabe, Nabil al Arabi, según las agencias locales.

El jefe de la diplomacia rusa subrayó que "los miembros de la misión de la Liga deben centrarse no sólo en cómo las autoridades sirias cumplen con sus obligaciones, sino también en las acciones destructivas de los grupos armados, de las que la oposición debe desligarse con firmeza".

En opinión de Lavrov, la oposición siria debe renunciar a la violencia "en interés de la apertura de un amplio diálogo nacional, como propugna la Liga Árabe".

Expresó también el apoyo de Rusia a las labores de mediación y estabilización de la Liga en Siria y mostró su satisfacción por los avances logrados en la reciente cumbre de la organización en El Cairo.

Horas antes, la Cancillería rusa aplaudió la decisión de la Liga Árabe de continuar su misión en Siria, tras publicarse un informe del organismo en el que se constata que persiste la violencia.

"Su desplazamiento a ese país ya ha ayudado a estabilizar la situación y a reflejar una visión objetiva y veraz de los acontecimientos en Siria", según un comunicado de la diplomacia rusa.

Rusia se opone a la injerencia externa y al uso de la fuerza contra Siria, como ocurrió en Libia, y ha adelantado que rechazará cualquier propuesta de resolución que incluya sanciones contra el régimen de Al Asad.