Martes, 10 de Enero de 2012

Rajoy dice ahora que no se esconde tras semanas de silencio

El presidente del Gobierno, desaparecido desde el nombramiento de su gabinete, asegura en una entrevista a Efe que dará la cara ante la crisis

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·10/01/2012 - 14:11h

Desaparecido ante los periodistas desde la rueda de prensa celebrada después del debate de investidura, el pasado día 19 de diciembre de 2011, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido romper su silencio en una entrevista con Álex Grijelmo, presidente de la agencia Efe. Antes las dudas que ha generado su forma de apartarse de la actualidad política desde entonces, Rajoy ha declarado que va a "dar la cara" ante la crisis económica y "no se va a esconder".

En la entrevista, el jefe del Ejecutivo ha señalado que no está en sus previsiones subir el IVA, y que no habrá un 'banco malo', sino, antes del 15 de febrero, la aprobación de un plan de reestructuración del sistema financiero con criterios de saneamiento, transparencia y nuevas fusiones de entidades.

Rajoy ha justificado la subida del IRPF por el déficit que encontró al llegar al Gobierno, que era superior a lo previsto en 20.000 millones de euros, aunque ha admitido que la medida es "dura y dolorosa, absolutamente imprescindible, pero justa y equitativa. No quedaba otra opción". "Era fundamental para la credibilidad del país y poder financiarnos fuera", ha añadido Rajoy.

Retomando la expresión que usó la vicepresidenta del Gobierno, el presidente del Gobierno ha dicho que las medidas adoptadas hasta ahora son el "inicio del inicio", medidas muy importantes y necesarias, pero insuficientes. Lo primero, defiende, es seguir reduciendo el déficit público: "es una prioridad capital si queremos recibir dinero fuera, si no corremos el serio riesgo de que no nos lo den o de pagar cifras astronómicas; por tanto, en los Presupuestos Generales del Estado que presentaremos antes del 31 de marzo, volveremos a hacer una reducción del gasto público.

El presidente del Gobierno asegura también que si hubiera creído preciso subir el IVA no le habría temblado la mano, y precisa que se trata de un impuesto que afecta por igual a todos los ciudadanos y supone una subida de precios, y que por ello, no prevé incrementarlo. Rajoy ha explicado por qué no creó en su Gobierno una vicepresidencia económica: "Con cinco millones de parados la economía es lo más importante, y quería dar una señal de que el presidente va a dar la cara y no se va a esconder". Y recalcó que, por ello, será él quien presida la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

El déficit autonómico

Después de cargar contra el anterior Ejecutivo socialista, Rajoy explica en la entrevista que las comunidades autónomas han sido responsables de 15.000 de los 20.000 millones de euros de desviación del déficit público que se ha registrado en el ejercicio 2011, según datos aún no definitivos de la Intervención General del Estado (IGAE).

Sobre el Estado del bienestar: "Creo profundamente en él y no está en peligro"

El presidente explica ahora que el déficit de las autonomías se ha situado en torno al 2,7% del PIB, frente al 1,3% previsto, mientras que el desequilibrio de la Administración central ha superado ligeramente el 5%, por encima del 4,8% esperado. Señala además que la desviación en 2011 ha sido de 20.000 millones, lo que implica situar el déficit en un 8%, dos puntos por encima del 6% previsto. Cada punto adicional supone unos 10.000 millones de euros.

Según el presidente del Gobierno, a la desviación de 15.000 millones de las comunidades autónomas se añaden las registradas en la Administración central (unos 3.000 millones), en la Seguridad Social, (5.000 millones), y en los ayuntamientos (unos 1.500 millones).

Estado del bienestar

También ha expuesto Rajoy que la formación de su Gobierno, de perfil muy económico, responde al objetivo de crear empleo, lograr el crecimiento y mantener el Estado del bienestar, sobre el cual ha dicho: "Creo profundamente en él y no está en peligro. Creo en el sistema de pensiones, en un sistema sanitario universal, público y gratuito, y en un sistema educativo que hay que mejorar". "Pero para mantenerlo -ha precisado- se necesitan dinero, crecimiento económico y empleo".

Rajoy sigue a la espera de un acuerdo entre patronal y sindicatos sobre la reforma laboral: "Les pedí un esfuerzo que agradezco, pero no sé en qué terminarán las negociaciones. Tendré en cuenta sus acuerdos, pero en lo que no haya acuerdo el Gobierno hará lo que sea mejor para el interés general de los españoles". "La reforma laboral es una necesidad que demandan todos, me gustaría el mayor acuerdo posible", ha añadido.


Noticias Relacionadas