Lunes, 9 de Enero de 2012

Los graves delitos de un viajante

Detenido un empresario que aprovechaba sus viajes de trabajo para cometer varios robos y una violación

PUBLICO.ES / EFE ·09/01/2012 - 12:15h

S.S.L., un empresario español de 36 años, llevaba una vida normal: Casado, vivía con su mujer en Albacete y se dedicaba a actividades empresariales relacionadas con la cerrajería y automatismos de puertas, lo que le obligaba a desplazarse con frecuencia a Madrid. Pero no era oro todo lo que relucía: S.S.L ha sido detenido en Albacete acusado de robo, violación y detención ilegal.

Sin embargo, el detenido aprovechaba sus viajes de trabajo entre Albacete y Madrid para cometer sus delitos: se valía de sus conocimientos en cerrajería y sistemas de seguridad para cometer robos en domicilios situados en localidades de Albacete y Cuenca, delitos que la Policía sospecha que pudieron comenzar en 2010.  Tras seleccionar los lugares donde robar, el presunto ladrón se llevaba dinero en efectivo y joyas, aunque a modo de "trofeo" se quedaba también con algún objeto de las víctimas que, según la Policía, conservaba de manera fetichista.

Al principio sólo robaba, pero más adelante pasó a agredir sexualmente a una mujer

Lo de robar debió de parecerle poco y en octubre de 2011 cometió su primera detención ilegal, la de una joven a la que abordó de noche en el distrito de Chamartín cuando se encontraba estacionada en el interior de su vehículo. Amenazándola con una escopeta de cañones recortados, la obligó a introducirse en el maletero del vehículo y la mantuvo retenida hasta el mediodía. Durante esas horas, realizó varios reintegros en cajeros automáticos —tras pedirle el número secreto de sus tarjetas de crédito— y la agredió sexualmente.

Con un modus operandi muy similar, intentó repetir la operación pocos días después al abordar a otra chica en el aeropuerto de Barajas, donde, cubierto con pasamontañas y guantes y amenazándola con un arma de fuego, la introdujo en el maletero. En esta ocasión, sólo logró consumar la extracción de dinero en cajeros automáticos y la chica fue liberada gracias a un rápido dispositivo establcido por la Comisaría de Torrejón de Ardoz. 

El delincuente logró escaparse y en su huida abandonó diversos efectos en el lugar, entre los que se encontraba la escopeta, un revólver de fogueo y un machete de grandes dimensiones.

Tras una laboriosa investigación, la Policía logró identificar al autor y obtener evidencias, tanto de estos dos últimos hechos como de los robos cometidos meses atrás, y a finales de diciembre fue detenido gracias a la actuación conjunta del Grupo XXII de la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, con la Comisaría Provincial de Albacete.