Sábado, 7 de Enero de 2012

La protesta que se hizo global

JOSÉ LUIS SAMPEDRO ·07/01/2012 - 23:50h

Y de pronto surge el grito: "¡Democracia Real Ya!" y nace el 15-M. Es difícil conseguir democracia "ya" porque la democracia requiere educación democrática. Ahí reside la fuerza del 15-M,en la toma de conciencia por parte de una sociedad hasta ese momento aparentemente sumisa ante 27 gobiernos rendidos al poder financiero.

El 15-M tomó las plazas para protestar, pero también para trabajar en la formación de un pensamiento libre. Podríamos llamarlo el movimiento de las tres "p": la palabra del pueblo en la plaza. Ahí radica su fuerza.

El 15-M surge de la crisis y toda crisis consiste, esencialmente, en que mientras lo viejo no acaba de morir, lo nuevo empieza a nacer.

El 15-M es el futuro naciente. Se les reprocha no tener cabeza visible. ¿Para qué nos sirven las cabezas visibles de los 27 gobiernos europeos? ¿Para qué nos sirven las cabezas visibles de las religiones? La forma de organizarse del 15-M obtendrá o no el éxito deseado, pero no les exijamos que arreglen en tan sólo unos meses lo que los "organizados" profesionales llevan décadas desarreglando.

Lo harán bien, lo harán mal o regular, pero con lo que han hecho hasta ahora se ha dado un paso importante. Como he dicho en otras ocasiones, me han alegrado la vejez.

José Luis Sampedro es novelista, filósofo y economista. Premio Nacional de las Letras 2011

La opinión de los lectores

"Fue el diario que antes y mejor informó sobre el 15-M"

@AntonioMaestre Antonio Maestre

Vía Twitter

Noticias Relacionadas