Domingo, 8 de Enero de 2012

"Tengo la fiera metida dentro"

Publicará 'Un pokito de rocanrol' el 7 de febrero, un disco potente y enérgico que escapa de la canción de autor

CARLOS FUENTES ·08/01/2012 - 08:00h

EFE - Bebe.

Dos años, dos discos y una hija después, vuelve Bebe. Con 33 años, la cantautora y actriz extremeña ha dado un volantazo a la izquierda en busca de un disco rotundo, de querencia punk y título de fácil acceso. Grabado en París junto al productor de origen iraní Renaud Letang, que antes trabajó con Jean Michel Jarre, Phil Ramone, Manu Chao y Jane Birkin, Un pokito de rocanrol esquiva el corsé de la canción de autor convencional, explora el lenguaje sincopado y, sorpresa, destila cierto aroma rock del Cono Sur.

Bebe asegura que es el retrato sonoro de un giro vital y asume el riesgo de desconcierto entre su público habitual. "Ya no me apetece la melancolía", resume como si fuera la fotografía del instante, a un mes de iniciar gira por 12 ciudades. El álbum se publica el 7 de febrero. Tres días después, arranca la gira en Sevilla.

"Cuando entré a grabar el disco, en mi cabeza había otras cosas"

¿Por qué ahora este disco de ruptura?

¿Te parece una ruptura? Yo no lo considero así, más bien es una evolución, del mismo modo que el segundo disco no era igual que el primero. Quizá eran dos discos más parecidos en ciertas cosas, porque los dos se hicieron con la misma persona y mi estado anímico era muy parecido. Pero cuando he entrado a grabar este tercero, en mi cabeza y en mis inquietudes, había otras cosas.

¿Cosas tan diferentes?

"Me siento diferente, con otra energía, otra actitud, otra alegría"

Me siento diferente, con otra energía, otra actitud, otra alegría, con sentido del humor, con otra fuerza y he intentado que este trabajo plasme mi forma de ver la vida. Quizás mi manera de ver las cosas sea bastante diferente a cómo las veía antes, y quizás también haya tenido que cambiar a la fuerza, pero la verdad es que ahora me siento más fuerte. Son estados anímicos diferentes.

¿Y qué ha cambiado en Bebe para que haya cambiado tanto su música?

Cambia la vida y cambia porque he sido mamá, lo que afianza muchas cosas y da otra actitud, aguante, tranquilidad... aprendes a relativizar las cosas, mucho.

No es un disco que entre fácil. A bote pronto, parece un disco cabreado

Para nada, eso me ha dicho alguna gente, pero no es cierto. Sí es un disco fuerte, pero tiene mucho sentido del humor, aunque eso queda para la lectura que cada uno haga. Es otra manera de ver las cosas, ya no es la melancolía que está plasmada en el segundo disco. Ya no me apetece la melancolía.

¿Por qué ha optado por este sonido tan, digamos, arisco?

Porque tengo la fiera metida dentro y tengo muchas ganas, y porque estoy muy despierta y muy alegre. Con mucha fuerza. Y tenía muchas ganas de grabar después de estar un año entero de gira por teatros. Cuando acabé esos conciertos, sentí que nos hacía falta un poquito de rocanrol, un intercambio de energías muy fuerte.

"Es un disco fuerte, ya no me apetece la melancolía" ¿Qué referencias buscó para dar este giro tan poco esperado?

No busqué referencias, busqué a una persona que la vida me ha concedido. Conocí a Renaud Letang en su estudio en París y allí, apenas escuché un ritmo de batería en el que estaba trabajando, dije: "Así quiero sonar yo, con energía".

¿Cómo nace una canción de Bebe?

Nunca sé explicar cómo trabajo, y creo que es mejor no explicarlo es cierto que suelo escribir antes y luego hago mis puzzles, mis cosas, aunque hay otros momentos en los que letra y música caminan a la vez. Es como si aparecieran.

¿No teme que este sonido tan crudo pueda confundir a su público?

En los conciertos queremos que suene bestia, que suene fuerte, porque ya el disco suena muy potente. Y en directo se puede jugar mucho, pero tendré que trabajar para ver cómo logro enlazar estas canciones nuevas con el repertorio de los dos discos anteriores. Pero seguro que será muy divertido ojalá guste a la gente.

No sé si está mal decirlo, pero de fondo suena algo del soniquete indignado tan presente en estos tiempos

[Bebe frunce el ceño] Yo no estuve en las concentraciones del 15-M, pero indignada estoy con muchas cosas, como lo estamos todos. ¿O es que no están las cosas como para no estar indignados? Sí, supongo que el momento social actual ha tenido influencia en este trabajo.

¿Y ha dejado una huella interior?

Sí, es un disco con mucha vida interior, y no es para entender a la primera.

Si es así, ¿con este disco asume cierto riesgo de perder parte de su público habitual?

¿Mi público? Yo no tengo público.

"Nunca sé explicar cómo trabajo, y creo que es mejor no explicarlo" Sí, Bebe, usted tiene un público...

Cada uno hace lo que quiere mira, hay artistas que me gustaron en una etapa de la vida y ahora han dejado de gustarme, porque ya no comulgas con lo que dicen sus letras, sus canciones, y no pasa nada. ¿Qué puedo perder?

Ahora que se consumen canciones y no discos enteros, Un pokito de rocanrol' pide justamente lo contrario

Pero es que yo no soy una mujer acomodada.

Insisto: ¿no teme perder público?

¿Y? No me importaría, la vida es así, hay cosas más importantes.

Como por ejemplo ser madre, ¿no?

Sí, mi hija. Y la música. Cada uno de mis discos vino en un momento de mi vida, pero no puedo conformarme con mirar atrás debo seguir aprendiendo y más cuando todavía estoy empezando. Ni siquiera tengo una carrera larga, así que me toca seguir aprendiendo ese siempre es mi estímulo, y quizá sea así porque va en mi carácter, porque soy inquieta, efervescente y no quiero parar.