Viernes, 6 de Enero de 2012

Sarkozy deja a la ultraderecha francesa sin Juana de Arco

El Frente Nacional reivindica su figura como propia desde hace tres décadas. Hoy se cumplen 600 años del nacimiento de la guerrera medieval

PÚBLICO.ES/EFE ·06/01/2012 - 20:17h

Sarkozy durante su visita a Domrémy-la-Pucell.-Michel Euler/REUTERS

Juana de Arco  "no pertenece a ningún partido, a ninguna fracción, ni a ningún clan". El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha aprovechado la celebración del 600 aniversario del nacimiento de "la francesa más conocida, más respetada y más amada en el mundo entero", para cuestionar la postura de la oposición ultraderechista Frente Nacional, que desde hace tres décadas reivindica su figura como própia.

La guerrera medieval muerta a los 19 años en la hoguera acusada de herejía, nacida en 1412, es una santa para la Iglesia y el partido de la derecha extrema ensalza sus valores nacionalistas, por su victoriosa campaña militar lanzada contra los ingleses en 1429.

Hoy, después de haber recorrido la casa natal de esta figura unificadora y símbolo de la resistencia y la identidad francesa, en la vecina localidad de Domrémy-la-Pucell, Sarkozy ha lanzado su mensaje en Vaucouleurs. La ciudad "donde todo comenzó" y que durante la Guerra de los Cien Años, cuando nació Juana de Arco, seguía siendo fiel a Carlos VII, pese a que gran parte de la región y de Francia estaba en manos de Inglaterra.

Sarkozy ha resaltado su papel "unificador" frente a todo el que quiera "dividir"

Allí ha afirmado que es "una obligación" rendirle el homenaje que su país otorga a quienes debe "su libertad y su grandeza". Fue "el rostro de la primera resistente francesa, en una época en la que, en medio de las más terribles pruebas, se forjó la conciencia nacional", ha dicho Sarkozy, que ha resaltado su papel "unificador" frente a todo aquel que quiera utilizar su figura "para dividir".

El presidente francés ha destacado "la fe y el valor" de la joven guerrera iletrada que, sin saber montar a caballo, se convirtió en heroica amazona, estandarte en mano, al frente de las tropas francesas.

Desde los 13 años, Juana de Arco oía unas voces que ella atribuía a ángeles y santos y que le decían qué debía hacer para que el futuro Carlos VII fuese finalmente coronado rey de Francia. La Iglesia rehabilitó su memoria e inocencia en 1456 y fue canonizada en 1920.