Viernes, 6 de Enero de 2012

ACTUALIZA 1-No es necesaria remoción de implantes PIP: G.Bretaña

Reuters ·06/01/2012 - 18:44h

(Actualiza con citas y detalles)

Gran Bretaña dijo el viernes que un grupo de expertos concluyó que no hay necesidad de realizar extracciones generalizadas de los implantes mamarios fabricados por la ya inexistente compañía francesa PIP, actualmente en el centro de un escándalo de salud global.

No obstante, el Gobierno británico indicó que las mujeres preocupadas que hayan recibido las prótesis fabricadas por Poly Implant Prothese (PIP) a través del Servicio Nacional de Salud (NHS), de financiación estatal, podrían someterse a su remoción con los gastos por cuenta del NHS.

Las autoridades añadieron que esperan que los proveedores de salud privados hagan el mismo ofrecimiento.

El Gobierno francés aconsejó a las 30.000 mujeres de Francia que compraron implantes de PIP que se los extraigan, luego de las preocupaciones generadas tras la muerte por cáncer el año pasado de una mujer francesa que portaba estas prótesis.

"Nuestro consejo sigue siendo el mismo, que no hay suficiente evidencia para recomendar una remoción de rutina", indicó el secretario de Salud británico, Andrew Lansley, en un comunicado.

"Creemos que los proveedores privados de atención médica tienen la obligación moral de ofrecer el mismo servicio a sus pacientes que el que ofrecemos a los pacientes del NHS: información, consultas, controles y remoción gratuita si es necesario", agregó.

Unos 300.000 implantes de PIP fueron vendidos alrededor del mund o antes de que la firma saliera del mercado tras probarse oficialmente que estaba usando en algunos de sus productos una silicona de grado industrial más económica y sin aprobación para uso médico.

Alrededor de 40.000 mujeres británicas recibieron prótesis de PIP.

La revisión de un grupo de expertos británicos señaló que no se encontró relación entre los implantes y el cáncer, pero que no se ha podido establecer si los implantes de PIP eran más propensos a romperse que otros, e indicó que la información brindada por la industria al regulador era incompleta.

"Los informes muestran que, de los implantes PIP que se evaluaron, no hay riesgo de que toxinas peligrosas se filtren en el cuerpo si un implante se rompiera", señaló el Departamento de Salud en un comunicado.

"No obstante, no estamos seguros de que el fabricante no haya cambiado la silicona en los implantes, por lo que no podemos descartar la posibilidad de que algunos sean tóxicos", añadió.