Viernes, 6 de Enero de 2012

Cuatro miembros de una familia gitana, ante el juez por la muerte de un senegalés

EFE ·06/01/2012 - 15:56h

EFE - Un grupo de senegaleses en el lugar de la calle Palermo de Barcelona en el que fue asesinado un compatriota suyo. EFE/Archivo

Los cuatro miembros de una familia gitana, detenidos el pasado 3 de enero por su presunta relación en el asesinato de un ciudadano senegalés en el barrio Besós de Barcelona, han pasado hoy a disposición judicial para prestar declaración sobre estos hechos que provocaron un enfrentamientos entre ambas comunidades.

El crimen del joven senegalés Ibrahima Dyei se produjo en la calle Palerm, a raíz de una pelea tras un partido de fútbol, y los cuatro detenidos con relación al crimen -uno de ellos el supuesto autor del mismo- son vecinos del barrio.

El barrio del Besós, en la frontera entre Barcelona y Sant Adrià del Besòs, es uno de los más humildes de la capital catalana, donde conviven varios grupos de distinta procedencia: gitanos, senegaleses y pakistaníes.