Viernes, 6 de Enero de 2012

La pérdida de memoria puede comenzar a los 45 años: estudio

Reuters ·06/01/2012 - 14:43h

Por Ben Hirschler

La pérdida de memoria y otras funciones cerebrales puede comenzar a los 45 años, lo que implica un gran desafío para los científicos que buscan nuevas formas de detener el avance de la demencia en la población, informaron investigadores.

El hallazgo de un estudio de 10 años de duración sobre más de 7.000 trabajadores estatales de Gran Bretaña contradice las teorías previas de que el deterioro cognitivo no se inicia antes de los 60 años y podría tener implicancias de largo alcance en la investigación de la demencia.

Detectar la edad a la que comienzan a deteriorarse la memoria, el razonamiento y las habilidades de comprensión es importante porque los medicamentos funcionarán en la medida en que se administren a las personas en cuanto comienzan a experimentar el deterioro mental.

Un puñado de nuevas medicinas para la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia, están siendo sometidos a ensayos clínicos, pero las expectativas son bajas y algunos expertos temen que los nuevos fármacos estén siendo probados en pacientes demasiado mayores para mostrar beneficios.

Entre las compañías que están desarrollando medicamentos de este tipo se encuentran Eli Lilly, que está trabajando en un fármaco llamado solanezumab, y Elan y Johnson & Johnson, que está desarrollando bapineuzumab.

El equipo de investigadores dirigido por Archana Singh-Manoux, del Centro para la Investigación en Epidemiología y Salud Poblacional de Francia y del University College de Londres, halló un deterioro modesto en el razonamiento mental en hombres y mujeres de 45 a 49 años.

"A partir de investigaciones previas esperábamos no ver deterioro", dijo Singh-Manoux en una entrevista telefónica.

Entre los sujetos de más edad del estudio, el deterioro promedio en la función cognitiva fue mayor, pero hubo una amplia variación en todas las edades. Un tercio de los individuos de 45 a 70 años no mostró deterioro durante el período estudiado.

"No sucede de repente cuando uno envejece. Esa variabilidad existe mucho antes", dijo Singh-Manoux. "El próximo paso es (...) buscar relaciones con factores de riesgo", agregó.

ESTILO DE VIDA SALUDABLE

Los participantes fueron evaluados en tres ocasiones durante el estudio, con pruebas de memoria, de vocabulario y de habilidades de comprensión visual.

Durante la década de investigación, hubo un deterioro del 3,6 por ciento en el razonamiento mental tanto en los hombres como en las mujeres de entre 45 y 49 años al comienzo del estudio, mientras que el deterioro entre los 65 y los 70 años fue del 9,6 por ciento en ellos y del 7,4 por ciento en ellas.

Dado que las personas más jóvenes que participaron del estudio tenían 45 años al inicio, es posible que el deterioro cognitivo comience incluso antes.

Singh-Manoux indicó que los resultados también habrían subestimado el deterioro cognitivo en la población más amplia, dado que los trabajadores de oficina incluidos en el estudio tienen estilos de vida relativamente privilegiados y saludables.

Los factores que afectan la función cardiovascular -como la obesidad, la hipertensión, el colesterol elevado y el tabaquismo- se cree que impactarían en el desarrollo del Alzheimer y la demencia vascular, a través de efectos en los vasos sanguíneos cerebrales y las neuronas.

Los resultados del estudio fueron publicados en British Medical Journal, junto con un editorial de Francine Grodstein, del Brigham and Women's Hospital en Boston, quien describió los resultados como convincentes.