Viernes, 6 de Enero de 2012

El exjefe del Ejército de Turquía es encarcelado por una trama golpista

El general Ilker Basbug, retirado en 2010, es el más alto mando militar que ingresa en prisión por conspirar contra el Gobierno islamista de Erdoganta

DAREN BUTLER Y CAN SEZER ·06/01/2012 - 13:36h

- Osman Orsal (REUTERS) - El general Ilker Basbug.

El ex comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Turquía, el general Ilker Basbug, fue encarcelado bajo la acusación de intento de derrocamiento del Gobierno, en una contundente decisión judicial contra el estamento militar turco que durante decenios ostentó el máximo poder ejecutivo del país.

Basbug, quien se retiró en 2010 como jefe del segundo mayor Ejército de la OTAN, es el más alto oficial involucrado en la trama del caso Ergenekon, una prolongada campaña policial contra los militares y el establishment secular. El militar fue encausado e ingresado en prisión durante la noche en lo que supone el golpe de gracia para los antesinvencibles militares turcos. El jefe del Estado Mayor era, en la práctica, la más alta auto-ridad de Turquía hasta que el Gobierno del actual primer ministro, Tayyip Erdogan, erosionó gradualmente la influencia del Ejército durante la última década.

El oficial preso está acusado de dirigir la red ultranacionalista llamada Ergenekon'

Erdogan ha conseguido fraguar esa crucial transformación de la política turca gracias al aplastante apoyo popular del que goza su Gobierno, que está ya en su tercer mandato.

El origen de la trama

La Policía descubrió hace cinco años las primeras pruebas de la trama ultranacionalista denominada Ergenekon (mítico valle originario de la etniaturca), que conspiraba para crear una atmósfera de caos que allanase el camino de una intervención militar para derri-bar al Gobierno del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) a causa de las raíces islamistas de sus dirigentes. Erdogan niega que su partido, religioso y tradicionalista, tenga una agenda integrista oculta.

Cientos de personas han sido detenidas en la investigación de esa conspiración

Cientos de personas han sido detenidas por el caso Ergenekon, incluidos altos oficiales del Ejército, académicos, abogados y periodistas, a pesar de que hay muchos escépticos sobre la misma existencia de la oscura trama.

El exgeneral Basbug fue conducido en la madrugada de hoy desde un juzgado de Estambul para un chequeo médico previo a su traslado en un convoy policial hasta la prisión de Silivri, a unos 80 kilómetros al oeste de la ciudad, donde cientos de imputados del caso Ergenekon están siendo procesados en un tribunal construido especialmente para instruir ese sumario.

La decisión de enviar a Basbug a prisión fue tomada pocas horas después de que destacados periodistas que están siendo juzgados por sus presuntos vínculos con la trama golpista afirmasen que todas las acusaciones contra ellos constituyen "una masacre de la Justicia". El abogado de Basbug también ha apelado contra la orden de encarcelamiento del general.

Erdogan ha logrado apartar de la política al Ejército, que dio tres golpes de Estado

El Ejército de Turquía siempre se ha considerado el garante de la Constitución laica del país, y ejecutó tres golpes de Estado entre 1960 y 1980, además de obligar a dejar el poder a otro Gobierno civil en 1997. Pero, actualmente, muy pocos turcos creen que los militares siguen representando una amenaza para la democracia, a medida que Erdogan ha apartado a los generales del ámbito de la política.

La primera reacción gubernamental a la decisión judicial de este viernes la expresó el viceprimerministro, Besir Atalay, quien admitió que el encarcelamiento de Basbug era "un evento importante", pero trató de disipar los temores de que puede crear tensiones con el Ejército. "No creo que esto vaya a afectar a las relaciones entre los civiles y los militares", estimó en una entrevista con la CNN turca. "Ya existe un profundo proceso de normalización [democrática] en Turquía y están cambiando los puntos de vista [de la sociedad]. Quienquiera que sea el que viole las leyes,debe ser juzgado por ello".

El presidente pide calma

El presidente turco, Abdulá Gul, hizo un llamamiento a la calma y subrayó el principio judicial de la presunción de inocencia. "Tenemos que mantener la serenidad" en este proceso, enfatizó Gul.

Los mercados financieros de Turquía, acostumbrados a los vaivenes políticos del país, no mostraron reacción ninguna tras la noticia, y tanto el cambio de la lira turca como los índices bursátiles permanecieron firmes.

Basbug, quien está imputado por ser "el cabecilla de una banda" terrorista y de conspirar para derrocar por la fuerza el Gobierno democráticamente elegido, declaró al tribunal tras ser interrogado durante siete horas por los fiscales que los cargos contra él eran "tragicómicos", informó la cadena NTV. "Semejantes alegaciones hieren mi orgullo. Acusar al jefe del Estado Mayor de formar un grupo terrorista es el mayor castigo que yo podría haber recibido".

Páginas web golpistas

Las alegaciones contra Basbug se centran en que el Ejército creó páginas web para difundir propaganda antigubernamental con el fin de desestabilizar Turquía. La trama Ergenekon se enmarca en la lucha por el poder entre el AKP que surgió de un partido islamista prohibidio y llegó al poder en 2002 y el establishment laico turco. La oposición acusa al Gobierno de jugar la baza del miedo a un golpe para silenciar a los críticos.

El prestigio del Ejército sufrió otro duro golpe estasemana cuando los fiscales pidieron la cadena perpetua para el exgeneral Kenan Evren, antiguo jefe del Ejército y presidente del país, por dirigir el golpe de Estado de 1980. Además, los militares turcos están en entredicho por los ataques aéreos que han lanzado contra reductos kurdos en la frontera iraquí, en los que mataron a 35 civiles que confundieron con guerrilleros del PKK.

Noticias Relacionadas