Jueves, 5 de Enero de 2012

Sanidad defiende que Balears puede cobrar por adelantado los abortos

Las mujeres tendrán que ser intervenidas en una de las tres clínicas privadas acreditadas y abonar la factura que le devolverá la Comunidad

AGENCIAS ·05/01/2012 - 19:57h

La decisión del Govern balear de permitir que las clínicas públicas cobren por adelantado las interrupciones del embarazo a las pacientes para luego presentar la factura al Ib-Salut, responsable de reembolsar el importe, ha provocado la reacción inmediata de partidos políticos y organizaciones sociales.

A pesar de que a la hora de hacer pública la noticia el director del Ib-Salut, Juan José Bestard, ha asegurado que el Servicio balear de Salud no incumple con ello la ley, debido a que, según ha afirmado, la misma obliga a "asumir directamente el abono de la prestación", pero no especifica que se realice de forma anticipada, la secretaria de Igualdad del PSOE Soledad Cabezón, ha advertido al PP, que gobierna en la Comunidad, de que la ley "establece una serie de cautelas para evitar que el uso de ese derecho pueda boicotear el acceso a las mujeres a dicha prestación".

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI), por su parte, ha denunciado la medida, por constituir "una clara rebelión contra la Ley, al vulnerar su espíritu y su letra" y abundar en las desigualdades existentes entre las comunidades autónomas en el acceso a la salud, ya que las españolas deberían tener los mismos derechos independientemente del lugar en que residan.

"Es un paso más en la privatización de la Sanidad Pública", dice una asociación

Para la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública "es un paso más en la estrategia de recortes de gasto y de privatización de la Sanidad pública, en este caso nuevamente a costa de las usuarias del sistema sanitario".

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se ha defendido de las críticas recordando que la gestión de las prestaciones sanitarias corresponde a las comunidades autónomas.

Han eludido así valorar la decisión del PP de Balears de que las mujeres que deseen abortar en la sanidad pública tengan que abonar ellas mismas la factura antes de la intervención. Tendrán que acudir a una de las tres clínicas privadas acreditadas en este territorio y pagar el coste de la intervención por adelantado, para después presentar la factura a los servicios autonómicos y recuperar su importe.

Noticias Relacionadas