Jueves, 5 de Enero de 2012

La soja no previene el cáncer estomacal: estudio

Reuters ·05/01/2012 - 18:28h

Por Andrew M. Seaman

Las sustancias similares al estrógeno que aporta la dieta rica en soja a veces están asociadas con una disminución del riesgo de desarrollar cáncer, pero un nuevo estudio realizado en Japón sugiere que esa protección no se aplica al cáncer estomacal.

En un estudio para individualizar los efectos de las isoflavonas (o fitoestrógenos) y otros nutrientes de la soja, los autores no hallaron diferencia en el riesgo de desarrollar cáncer gástrico entre los que consumían mucha o poca cantidad de isoflavonas.

El equipo de Azusa Hara, del Centro Nacional de Oncología de Tokio, analizó datos de unas 85.000 personas de un estudio japonés.

Los autores estimaron la cantidad de isoflavonas que consumían a través de las respuestas a una encuesta realizada en los años 90. Luego, los controló hasta fines del 2006 para determinar cuántos desarrollaron cáncer estomacal.

En total, 1.250 participantes desarrollaron la enfermedad, pero el equipo no halló niveles distintos de riesgo entre los que más y los que menos isoflavonas consumían.

Según el doctor Richard Peek, director de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Estados Unidos, el estrógeno protege del cáncer estomacal porque la enfermedad es mucho más común en los hombres, por lo menos hasta que las mujeres superan la menopausia.

Y, según comentó Peek, existen ensayos en ratones que también lo habían sugerido.

Pero el equipo de Japón identificó un mayor riesgo de desarrollar el cáncer en usuarias de la terapia hormonal que más alimentos con isoflavonas consumían que en las que menos los ingerían.

Las usuarias de terapia hormonal eran más propensas a fumar, beber y tener antecedentes familiares de cáncer estomacal, lo que también podría explicar la asociación observada.

El equipo escribe en American Journal of Clinical Nutrition que las limitaciones del estudio incluyen el uso de un cuestionario y no haber podido determinar si los participantes estaban infectados por la bacteria Helicobacter pylori, lo que también está asociado con un aumento del riesgo de desarrollar cáncer estomacal.

Otro factor de riesgo de los cánceres gástricos es el alto consumo de sal.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, una persona de Estados Unidos tiene una posibilidad en 114 de desarrollar cáncer estomacal. Se estima que en el 2011 se le diagnosticó la enfermedad a 21.500 estadounidenses y que 10.500 murieron por esa causa.

Los cánceres estomacales fueron la principal causa de muerte por cáncer en Estados Unidos hasta 1930.

"Una de las causas de su reducción fue el uso de las heladeras y la disminución de los conservantes de la sal", detalló Khaldoun Almhanna, oncólogo del Centro de Oncología Moffitt, en Tampa, Florida.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 20 de diciembre del 2011