Jueves, 5 de Enero de 2012

EEUU investiga a tres banqueros suizos por fraude fiscal

Recabaron a clientes de UBS en el país y les ayudaron a ocultar 920 millones al fisco

REUTERS / EP ·05/01/2012 - 04:25h

Sede de UBS. bloomberg

La Fiscalía de Manhattan ha presentado cargos contra tres banqueros suizos por conspirar con ciudadanos estadounidenses para ocultar más de 1.200 millones de dólares (920 millones de euros) a la hacienda estadounidense, por lo que podrían ser condenados a cinco años de prisión.

Según el comunicado emitido por la Fiscalía de Manhattan, los banqueros Michael Berlinka, Urs Frei y Roger Keller han sido acusados de, entre 2008 y 2009, "captar negocios perdidos por UBS y otro banco suizo a raíz de que la prensa publicara que el Servicio de Rentas Internas estaba investigando a UBS".

Al parecer, ofrecieron a los clientes estadounidenses de UBS y el otro banco suizo trasladar sus activos a cuentas de Wegelin para evitar pagar impuestos en Estados Unidos, ya que el banco no tiene oficinas en este país.

De hecho, el comunicado subraya que estos banqueros "han seguido una tradición de secreto bancario que, a diferencia de UBS, les ha llevado a no tener oficinas fuera de Suiza, de modo que son menos vulnerables a la legislación estadounidense".

En concreto, parece ser que Wegelin, que cuenta con unos cien clientes en Estados Unidos, accedió al sistema bancario del país a través de una rama de UBS con sede en Stamford, estado de Connecticut. Para ocultar la identidad de los propietarios de estas cuentas, los banqueros recurrieron a empresas fantasma y fundaciones en Liechtenstein, Panamá y Hong Kong, y utilizaron para comunicarse con sus clientes los servicios de FedEx, en vez de los de la Compañía Nacional de Correos de Estados Unidos.

Fuentes consultadas por Reuters aseguran que Estados Unidos investiga las operaciones de varios bancos y banqueros suizos ante la sospecha de que miles de estadounidenses están defraudando con su ayuda. El Departamento de Justicia desarrolla pesquisas penales contra 11 bancos, tanto suizos como otros que realizan operaciones en el país helvético, entreellos Credit Suisse, HSBC Holdings y Basler Kantonalbank.

Las autoridades suizas estarían buscando un acuerdo con las estadounidenses para pagar una multa general por sus actividades bancarias con clientes estadounidenses, que podría ser gestionado por el IRS.

La esposa del gobernador

Por otra parte, ayer se conoció que el banco privado suizo Sarasin ha despedido al empleado que filtró que la esposa del gobernador del Banco de Suiza había especulado con divisas sólo unos días antes de que la institución decidiera establecer un cambio mínimo del franco suizo frente al euro. Esta operativa, que se conoció hace semanas, le permitió ganar 75.000 francos suizos (62.000 euros) en pocos días. El empleado admitió haber filtrado la información a un abogado con estrechos vínculos con el Partido Popular de Suiza (SVP).