Martes, 3 de Enero de 2012

La Liga Árabe estudiará el informe de sus observadores en Siria el sábado

EFE ·03/01/2012 - 08:58h

EFE - Fotografía facilitada por la agencia de noticias estatal siria SANA que muestra a uno de los observadores árabes enviados a Siria para controlar la represión de las autoridades mientras charla con un niño durante su visita a la ciudad de Daraa, al sur de Siria, hoy, martes 3 de enero de 2012.

El grupo de contacto para Siria de la Liga Árabe celebrará una reunión urgente el próximo sábado para estudiar el primer informe de los observadores árabes encargados de evaluar la situación en Siria tras 10 días del inicio de su misión.

El vicesecretario general de la Liga Árabe, Ahmed Ben Heli, aseguró hoy en El Cairo que este grupo, que incluye a seis países árabes y está presidido por Catar, estudiará el sábado "el informe preliminar" del jefe de la misión, el general sudanés Mohamed al Dabi.

Por otra parte, fuentes diplomáticas revelaron que esta comisión pedirá una reunión urgente de los ministros de Exteriores de la Liga Árabe para decidir el futuro de la delegación de observadores y si esta se retira después de las supuestas violaciones del protocolo de su misión por parte de Siria.

Además, el presidente de la Sala de Operaciones de los observadores, establecida en la capital egipcia, Adnan al Jodeir, dijo que todavía es anticipado anunciar juicios sobre los resultados del trabajo de los observadores antes del final de su misión.

Al Jodeir informó hace cuatro días de que los observadores enviados por la Liga Árabe se han desplegado en las ciudades de Homs y Hama, en el centro; Idleb, en el norte; y Deraa, en el sur; y hasta el momento han podido moverse con libertad.

La visita de los observadores árabes pretende comprobar el cese de la represión del régimen de Damasco contra los civiles y es el primer paso de una hoja de ruta preparada por la Liga Árabe para hallar una solución pacifica a la crisis en este país.

Desde que comenzaron las protestas prodemocracia a mediados de marzo pasado, más de 5.000 personas han muerto por la represión del régimen sirio, que acusa a grupos terroristas armados de estar detrás de las revueltas populares.