Martes, 3 de Enero de 2012

República Checa aconseja controles a mujeres con implantes PIP

Reuters ·03/01/2012 - 14:47h

La autoridad farmacéutica checa instó el martes a las pacientes con implantes mamarios de silicona fabricados por la firma francesa acusada de usar material de mala calidad a someterse a controles, aunque dijo no saber con exactitud cuántas mujeres del país están afectadas.

La recomendación se da como consecuencia del escándalo de salud global que se desató luego de la muerte por cáncer en el 2011 de una mujer francesa que tenía colocadas estas prótesis, fabricadas por la ya inexistente Poly Implant Prothese SA (PIP).

El Instituto Estatal de Control de Fármacos dijo el martes que había frenado la distribución de los implantes en el 2010 ante el pedido de las autoridades francesas, y que no había sido alertada de ningún caso de rotura de los implantes u otros problemas de funcionamiento.

El instituto "no tiene ningún reporte de incidentes no deseados relacionados con los implantes mamarios PIP implantados en nuestro territorio", indicó en un comunicado.

"Se recomienda a las mujeres que se han colocado implantes PIP que consulten a su médico. Las instalaciones de salud deberían garantizar (...) controles regulares cada seis meses", agregó la entidad checa.

Unas 300.000 mujeres de todo el mundo compraron implantes fabricados por PIP, que entró en bancarrota en el 2010 después de una investigación oficial que reveló que estaba usando en algunos de sus productos una silicona industrial más barata y de peor calidad, no aprobada para uso médico.