Lunes, 2 de Enero de 2012

El régimen sirio retira los tanques de las ciudades

Los observadores de la Liga Árabe denuncian que aún hay matanzas y francotiradores

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·02/01/2012 - 16:21h

EFE - Imagen facilitada por la agencia siria de noticias SANA de los observadores de la Liga Árabe, que llegan al hospital nacional de Daraa.-

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, manifestó que la presencia de los observadores de esa organización en Siria ha servido para constatar ciertos progresos, como la retirada de los tanques, la artillería y los vehículos pesados de las ciudades donde llevaban meses desplegados, aunque, en cambio, no ha logrado detener la muerte de civiles en esas localidades.

Este lunes se cumplió una semana del despliegue de los monitores y, durante esos siete días, han muerto más de 150 personas a manos de los soldados la inmensa mayoría, civiles, una cifra que es inferior a la que se registró en las semanas precedentes, pero que es muy elevada. "La filosofía de la misión consiste en proteger a los civiles," dijo Arabi, "de manera que, si se mata a uno, nuestra misión es incompleta". "Tiene que haber un alto el fuego completo", apostilló.

Arabi recalcó que las matanzas no se han detenido y añadió que existen francotiradores del Ejército que operan desde los tejados. Una cuestión polémica, puesto que el fin de semana un observador denunció la presencia de francotiradores pero el jefe de la misión, el general sudanés Muhammad Mustafa al Dabi, le corrigió y comentó que no se había podido verificar ese extremo.

La retirada de los tanques no significa que las armas ligeras hayan desaparecido de las calles, lo que explicaría que todavía se sigan produciendo muertes. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un grupo opositor con sede en Londres, informó de que hoy murieron al menos nueve civiles en todo el país. Las protestas continúan, especialmente en ciudades como Homs y Hama, en el centro de Siria.

El protocolo que en noviembre aprobó la Liga Árabe y que Siria aceptó en diciembre prevé la retirada de las tropas de las áreas residenciales, el inicio de un diálogo con la oposición, la liberación de los presos detenidos en los últimos nueve meses y la autorización para que periodistas extranjeros y emplea-dos de las organizaciones pro derechos humanos puedan entrar en el país.

Noticias Relacionadas