Lunes, 2 de Enero de 2012

Montoro anuncia nuevas medidas contra el déficit

El Gobierno de Mariano Rajoy advierte de una agenda de reformas "muy agresivas". Los ministros, divididos sobre la previsión de deuda

Y. GONZÁLEZ ·02/01/2012 - 13:11h

El primer Consejo de Ministros de 2012 también dará que hablar. O al menos eso dio ayer a entender Cristóbal Montoro en la toma de posesión de los altos cargos del Ministerio de Hacienda. Según adelantó, este jueves el Gobierno dará luz verde a nuevas medidas para "taponar la herida" del déficit. No citó ninguna en concreto. Pero, al mismo tiempo, su homólogo en Economía, Luis de Guindos, avanzaba que en los próximos meses se pondrá en marcha una agenda de reformas "muy agresivas".

El anuncio del titular de Hacienda se produjo tres días después de que el viernes el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy anunciara un recorte de 8.900 millones y la recaudación de 6.200 subiendo impues-tos. Según matizaría después Montoro a los periodistas, el jueves no cabe esperar más recortes ni ajustes, término que parece haber acuñado ahora el PP para referirse a su tijeretazo. Se tratará de medidas que buscan poner en prácticas iniciativas en "distintos ámbitos" para lanzar una señal a Europa y a los ciudadanos que transmita que hay un Gobierno "con empuje, trabajo e iniciativa".

Insiste en lanzar un mensaje de confianza a Europa y a los ciudadanos

A la espera de que el Gobierno aclare cuáles serán las líneas claves del próximo Consejo, ayer siguieron coleando las últimas medidas adoptadas. Montoro precisó que la subida de impuestos anunciada algo que tiró por tierra todo lo predicado por los conservadores en los últimos años fue difícil de adoptar. Pero que fue necesaria para lanzar un mensaje de confianza.

En la misma conversación, Montoro señaló que esta semana no está previsto dar luz verde a la reforma de la Ley de Esta-bilidad Presupuestaria, una las primeras normas que se ha propuesto aprobar el Gobierno.

Choque de declaraciones

El equipo de Rajoy se esfuerza en justificar la subida de impuestos

Asimismo, el titular de Hacienda aseguró que el Ejecutivo mantiene la previsión de un déficit "en el entorno del 8%" al cierre de 2011. Unas palabras que chocaban con lo sostenido horas antes por Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.

Así, mientras Montoro insistía en que "hasta que no estén cerradas las cuentas" el Gobierno no puede adelantar más de lo que ha adelantado hasta la fecha, su compañero en el Consejo de Ministros iba un poco más allá en declaraciones a la Cadena SER.

"Es posible que se pase del 8%, pero espero que no sea mucho", precisó De Guindos. En la misma entrevista, insistió en que el contexto actual es muy complicado. "Es una tarea que no es sencilla, que va a ser compleja y que va a requerir sacrificios. El Gobierno se los va a pedir a aquellos que tienen más capacidad, pero de esta se sale", añadió.

De Guindos advierte de que la nueva etapa requerirá "sacrificios"

A esta ceremonia de la confusión también se sumó Jorge Fernández Díaz. Desde Barcelona, el ministro del Interior cifró en el 8,2% del PIB el déficit con el que cerró España el 2011.

Refiriéndose a las subidas del IRPF y del IBI anunciadas el viernes, De Guindos precisó que, de no haber sido adoptadas por el Ejecutivo, las habrían "impuesto" los socios europeos. Según sostuvo, España "no está en condiciones en este momento de tener una desviación como la que se va a producir y no tomar medidas que vayan en la dirección de corregir esta desviación", informa Europa Press.

En este sentido, precisó que la subida de impuestos del viernes no fue "un plato de gusto" para el equipo de Mariano Rajoy, pero que fue un gesto de "responsabilidad" para frenar que la economía espa-ñola llegara a una situación "prácticamente imposible".

De Guindos avanzó que el Gobierno tiene una agenda de reformas "muy agresivas", entre las que mencionó la del sector financiero y la laboral, y confió en que no sea necesario subir el IVA ni el Impuesto de Sociedades. El ministro evitó cargar directamente contra el Gobierno anterior. Dijo que había adoptado medidas "positivas" pese a sus "errores de diagnóstico".

Noticias Relacionadas