Domingo, 1 de Enero de 2012

El Gobierno de Somalia confirma la incursión del Ejército etíope en el sur del país

EFE ·01/01/2012 - 17:01h

EFE - Un soldado etíope habla por radio en la ciudad portuaria de Kismayu después de desbancar a los combatientes islámicos en Somalia. EFE/Archivo

El ministro de Defensa de Somalia, Hussein Arab Isse, confirmó hoy la toma de la ciudad de Baladweyn, en el sur del país, por parte de las tropas del Ejército Etíope que ayer iniciaron una incursión en territorio somalí para tratar de acabar con la milicia radical islámica de Al Shabab.

Según el ministro, las tropas etíopes actuaban bajo las órdenes del Gobierno de Somalia, que ya recibe ayuda de efectivos del Ejército de Kenia y de la Misión de Paz de la Unión Africana en el país (AMISOM) para tratar de expulsar a Al Shabab, grupo vinculado a Al Qaeda, del sur del país, que controla en gran parte.

Los rebeldes se vieron forzados ayer a retirarse de Baladweyn después de que cientos de soldados del Ejército de Etiopía, cargados con armas pesadas, cruzaran la frontera con Somalia e iniciaran una intensa ofensiva contra ellos.

Al menos 35 personas resultaron muertas durante el enfrentamiento, 25 de ellas miembros de Al Shabab, según fuentes de los hospitales de la zona, y otras 40 resultaron heridas.

Tras la ofensiva, las fuerzas etíopes impusieron un toque de queda anoche en Baladweyn y establecieron controles en las carreteras de acceso a la ciudad.

Miles de somalíes huyeron de la zona durante el ataque de los etíopes, mientras que todos los establecimientos y colegios han quedado cerrados y el transporte público paralizado.

La oficina del primer ministro de Somalia anunció ayer a través de un comunicado que el Gobierno somalí invitaba a los países vecinos, entre los que se encuentra Etiopía, a luchar contra Al Shabab para "restablecer la paz y la estabilidad de Somalia".

En la misiva, el primer ministro somalí, Abdiweli Mohamed Ali, afirmó que "el Gobierno y el pueblo de Somalia se levantan contra el mal de los terroristas de Al Qaeda y Al Shabab, quienes durante tanto tiempo han aterrorizado y matado a innumerables somalíes y vecinos".

"Nuestra gente ha sufrido intensamente bajo su ocupación. Hoy, hemos iniciado un proceso para liberar a Somalia de la tiranía de Al Qaeda y Al Shabab", añadió Ali.

Por su parte, el portavoz militar de Al Shabab, Sheikh Abdulaziz Abu Musab, dijo anoche a la prensa que sus soldados han resistido el ataque de las tropas etíopes y matado a muchos de sus efectivos.

"Los muyahidines les han dado una lección a las fueras invasoras etíopes. Hemos matado a más de 40 de ellos y los hemos rodeado pero nos hemos retirado de la ciudad por táctica militar", detalló Musab.

Sin embargo, un residente de Baladweyn, Osman Diyad, dijo a Efe en una entrevista telefónica que vio como cientos de tropas etíopes entraban en la ciudad y ocupaban las oficinas del gobierno regional y las comisarías de Policía.

"Los milicianos de Al Shabab huyeron de la ciudad según se acercaban los etíopes, quienes han ocupado las oficinas del gobierno regional, las dos entradas a la ciudad, los puentes y las comisarías de Policía", apuntó Diyad, quién detalló que vio como los soldados de Etiopía estaban acompañados por fuerzas somalíes.

El Gobierno Federal de Transición de Somalia urgió a la comunidad internacional y a las agencias de ayuda humanitaria a que envíen ayuda urgentemente a las zonas que han sido liberadas de los insurgentes de Al Shabab.

Las fuerzas etíopes ya ocuparon Somalia en 2006 para luchar contra el régimen impuesto por los Tribunales Islámicos, Sharif Seikh Ahmed, y se retiraron del país en 2009 tras una alianza entre el Gobierno de Transición somalí, liderado por el presidente Sharif Sheikh Ahmed, y la comunidad internacional.