Archivo de Público
Sábado, 31 de Diciembre de 2011

La Plataforma de los 30 rechaza aplazar a 2013 el debate ideológico

Los partidarios de Chacón creen que el programa con el que Rubalcaba compitió el 20-N se ha demostrado insuficiente para recuperar la mayoría

GONZALO LÓPEZ ALBA ·31/12/2011 - 08:00h

GONZALO LÓPEZ ALBA - Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, durante un acto de la campaña para las elecciones generales del 20-N. EDU BAYER

Los partidarios de Carme Chacón, agrupados en torno a la Plataforma de los 30, tienen la consigna de no entrar al menos por ahora en polémicas personales con Alfredo Pérez Rubalcaba, a pesar de que en su discurso de postulación lanzó varios dardos contra sus planteamientos. "Nosotros a lo nuestro", señaló un portavoz de este grupo, al tiempo que confirmaba su propósito de "proseguir unos días más promoviendo el debate de ideas", antes de que la exministra de Defensa haga pública su disposición a disputar el liderazgo del PSOE al actual presidente del grupo parlamentario. El anuncio se espera para antes de la reunión que el día 8 celebrará el Comité Federal para aprobar la ponencia marco del 38º Congreso.

La pauta de rehuir los choques personales no es óbice ni cortapisa para el contraste de planteamientos, una vez que el discurso de postulación de Rubalcaba constituye en cierta medida el manifiesto de su candidatura, mientras que Chacón es uno de los promotores del que lleva por nombre Mucho PSOE por hacer.

Defienden que el 38º Congreso "no puede ser provisional ni transitorio"

A partir de esas referencias, los partidarios de Chacón celebran que Rubalcaba se haya declarado también partidario de abrir a los simpatizantes las elecciones primarias para designar al candidato electoral. "Ya hemos conseguido algo: que quien no quiso las primarias ahora las defienda hasta con el modelo francés", señalan.

Pero la discrepancia es total en cuanto a la propuesta lanzada por Rubalcaba para que el "gran debate" de ideas se celebre "allá por la primavera de 2013" y, mientras, utilizar como guía el programa con el que concurrió a las elecciones del 20-N. Elena Valenciano matizó ayer en su Twitter que el candidato no plantea "posponer" el debate, sino que lo que hace es "proponerlo", a partir del convencimiento de que se trata de un reto "que no se puede acabar en 40 días". "Propone rigor, no magia", concluyó.

Sin embargo, para los partidarios de Carme Chacón este planteamiento es "otro intento" de frenar el debate abierto con su manifiesto. "No estamos para parches ni para aplazar debates que la sociedad española necesita que se hagan ya, si no queremos seguir perdiendo votos. No podemos dejar pasar 2012 haciendo un ajuste de la oposición. No podemos hacer oposición con un programa electoral que tuvo el apoyo que tuvo, porque no se trata sólo de conservar los votos que tenemos, sino de reconquistar posiciones políticas", se argumenta desde la Plataforma de los 30, en abierto contraste con las intervenciones de Rubalcaba, quien, en su calidad de presidente interino del grupo parlamentario, da por ya establecido el modelo de oposición.

Quieren debatir el modelo de oposición, que Rubalcaba ya da por fijado

El modelo de oposición

El propósito de la plataforma es aprovechar los primeros días de la próxima semana para lanzar nuevos debates en torno a cuestiones que considera decisivas, como el modelo de oposición, la política fiscal o el laicismo. "Tenemos que decidir si vamos a seguir contemporizando con el liberalismo económico o a rearmar la socialdemocracia", se apunta desde la Plataforma.

Uno de sus miembros, el diputado valenciano Chimo Puig, apostilló: "El 38º Congreso no puede ser provisional, ni transitorio, ni dar la impresión de provisionalidad".

La urgencia de fijar cuanto antes ante la opinión pública la imagen de un liderazgo "firme" que ponga fin a la actual provisionalidad ha sido, precisamente, la que ha inclinado al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, a defender que el cónclave socialista se celebre antes de las elecciones autonómicas en esa comunidad autónoma frente a las voces que defendían esperar más tiempo para propiciar un debate interno más sosegado.

En cuanto al subrayado hecho por Rubalcaba en la idea de que el PSOE debe ser un "partido nacional", uno de los portavoces de la Plataforma de los 30, Francisco Caamaño, rechazó que pueda ser objeto de controversia. "Sabemos por qué se dice eso, pero es algo que nadie pone en cuestión. Por supuesto que el PSOE es un partido de ámbito y con proyección nacional", señaló para negar que la pertenencia de Chacón al Partit dels Socialistes de Catalunya pudiera privar al PSOE de ese carácter.

"Que el PSOE debe tener un proyecto coherente en toda España es una evidencia que no hay que discutir ni un minuto", agregó el alcalde de Sabadell, Manel Bustos, que pertenece a la nueva dirección del PSC.

El funcionamiento interno

El equipo de Rubalcaba se declaraba ayer satisfecho con el lanzamiento de su candidatura, tanto por "la potencia de su discurso" como por la movilización de un millar de militantes en fechas vacacionales. El martes o el miércoles presentará los avales del Comité Federal necesarios para adquirir la condición de precandidato (25 firmas) y, seguramente, comenzará su campaña territorial con algún desplazamiento fuera de Madrid. Mientras, María Veracruz y Juan Moscoso trabajan en la elaboración de un documento con propuestas para modificar el funcionamiento interno del PSOE, al igual que hacen Leire Pajín y Cristina Narbona en el marco de la Plataforma de los 30. La semana próxima se conocerá el documento marco elaborado por la Secretaría de Organización, que dirige Marcelino Iglesias.

Y también la semana próxima, con el nuevo año, volverá a escena Carme Chacón.