Archivo de Público
Sábado, 31 de Diciembre de 2011

Las asociaciones contra la droga rechazán la ayuda del narco Oubiña

 Carmen Avendaño ha criticado la decisión de la Audiencia Nacional

 

Ó. LÓPEZ-FONSECA ·31/12/2011 - 08:00h

Ó. LÓPEZ-FONSECA - Carmen Avendaño abre en julio de 2008 las puertas del Pazo Baión, antigua propiedad de Laureano Oubiña. EFE

La decisión de la Audiencia Nacional, conocida el jueves, de abrir las puertas de la cárcel al narcotraficante gallego Laureano Oubiña con la condición de que colabore con "alguna organización de asistencia a personas desfavorecidas o con un problema de drogodependencia", no ha sentado bien entre aquellos a los que, precisamente, debe ayudar para acceder a la libertad condicional. Las asociaciones de lucha contra la droga de Galicia consultadas por este diario criticaron la decisión del juez y descartaron contar con la colaboración del conocido capo.

"Que no venga por ninguna de nuestras oficinas, que no le vamos a abrir la puerta". Quien hablaba ayer así era Carmen Avendaño, presidenta la Fundación Érguete de ayuda a drogodependientes y todo un símbolo en la lucha contra el narcotráfico en Galicia. Esta mujer, que durante años ha recibido los insultos y amenazas de los principales capos por sus denuncias, aseguró ayer a este diario que no se había creído nunca el supuesto arrepentimiento de Oubiña que destaca el juez en su auto. "Es una simple artimaña de él y sus abogados para conseguir beneficios penitenciarios", afirmó. La presidenta de Érguete recalcó que Laureano Oubiña "tampoco ha reconocido nunca sus delitos, como dice ahora el juez. Él siempre nos ha culpado a los demás de no saber educar a nuestro hijos y de que por eso cayeron en la droga". Y lanzó una pregunta: "¿Cómo va a ayudar este señor a los drogadictos si en la cárcel ha estado tratando hasta ahora con desprecio a todos los jóvenes que están allí por delinquir, precisamente, a causa de su adicción?".

"A limpiar los bosques"

Avendaño, que curiosamente da nombre al Centro de Inserción Social de Vigo al que quedará adscrito Oubiña cuando acceda a la libertad condicional, aseguró que hablará en los próximos días con el juez José Luis Castro, quien firmó el polémico auto sobre el narco, para sugerirle que cambie su contenido: "Si quiere trabajo social para Oubiña, que lo mande con un pico y una pala a limpiar los bosques para evitar los incendios, que en Galicia hace mucha falta".

En términos igual de duros se manifestó Carmen Cacabelos, presidenta de la Federación Nacional de Ayuda al Drogodependiente (FENAD), para quien la decisión de la Audiencia Nacional es "un auténtico pitorreo". "En Galicia ha habido una generación perdida por culpa de gentuza como Oubiña, ¿cómo vamos a acogerle ahora?", se preguntó. Para Cacabelos, el narco "debería cumplir íntegra su condena, pagar las multas que le impusieron y colaborar con la Policía. Lo de ayudarnos es una broma de mal gusto".

José Manuel Vázquez, de la Asociación Antidroga Vieiro, de Carballo (A Coruña), también criticó la decisión judicial y, sobre todo, la posibilidad de que pueda aplicarse a otros narcos: "Es una canallada mezclar a las víctimas con sus verdugos". Vázquez, cuyo grupo emitió un comunicado en el que se calificaba el auto judicial de "tomadura de pelo", se mostró convencido de que "ninguna asociación va a permitir que Oubiña trabaje con ellos".

Por su parte, Siso Bartolomé, presidente de la Fundación Galega Contra o Narcotráfico (FGCN), recordó que el aún preso tiene pendientes dos juicios por blanqueo y le invitó a demostrar su arrepentimiento con la devolución "del dinero que ganó con el narcotráfico y que seguramente tendrá en paraísos fiscales", informa Efe.