Archivo de Público
Sábado, 31 de Diciembre de 2011

Nóos coló facturas falsas en Balears por al menos 147.500 euros

La ONG de Urdangarin aportó justificantes de pago ajenos a las cumbres turísticas financiadas por el Govern

ALICIA GUTIÉRREZ ·31/12/2011 - 08:00h

ALICIA GUTIÉRREZ - Iñaki Urdangarin, en la puerta del Comité Olímpico Español. REUTERS

La investigación sobre los convenios suscritos por el Instituto Nóos en Balears y que le reportaron 2.285.000 euros entre 2005 y 2007 ha hecho aflorar un cúmulo de irregularidades que se erigen hoy en paradigma de cómo funcionaba la ONG de Iñaki Urdangarin, que en cuatro años logró 5,8 millones públicos que acabaron en las cuentas de las empresas del duque de Palma y su socio Diego Torres. Presu-puestos ficticios, facturas que no guardaban relación alguna con el objeto de los convenios y sustanciosos pagos a las sociedades mercantiles de Urdan-garin y Torres por servicios que en teoría debía desarrollar la entidad sin ánimo de lucro dibujan el modus operandi que amenaza con sentar en el banquillo al yerno del rey por cuatro graves delitos de corrupción: prevaricación, malversación, fraude a la Admi-nistración y falsedad documental. Salvo el primero, todos acarrean cárcel con penas de hasta ocho años.

Sólo en lo que respecta a Balears, el Instituto Nóos dejó sin justificar gastos por 320.864 euros en la primera cumbre turístico-deportiva, el Illes Balears Forum de 2005, y otros 355.422 euros en la segunda, lo que sumado significa el 30% de los 2,3 millones cobrados en total.

La trama usaba las mismas facturas en Balears y el País Valenciá

Y de las facturas aportadas para explicar el destino del dinero transferido a la ONG por el erario público, una dece-na de cargos por importe total de 147.531 euros se correspondían con gastos ajenos a la celebración de los eventos balea-res o que, en una parte sustancial, habían sido generados por las cumbres también turístico-deportivas encargadas a Nóos por la Generalitat valenciana. Es decir, el Instituto Nóos endosó al Govern balear facturas que tendría que haber cargado a la Generalitat valenciana, si es que no lo hizo. Del Ejecutivo de Camps, la ONG recibió más de 3,5 millones por tres convenios, uno de los cuales ni siquiera ejecutó.

Según las fuentes consultadas, hay varios ejemplos de facturas con doblete, aquellas que Nóos paseó primero por el País Valencià y luego por Balears. El grupo más importante lo forman las abonadas a la Advance Leisure, a la que el Instituto Nóos pagó 69.600 euros. Las propias facturas, aseguran quienes conocen el caso, reflejan que los servicios prestados se referían al Illes Balears Forum y "a otros proyectos". Y las pesquisas policiales han confirmado que esos otros proyectos eran los de la Valencia Summit. En otras palabras, la misma factura servía para justificar dos subvenciones distintas, aunque en realidad ni el Gobierno de Camps ni el de Matas pidieron nunca a Nóos una sola expli-cación sobre en qué se había invertido el dinero público. Sólo la investigación judicial abierta por el juez del caso Palma Arena obligó a la hoy extin-ta ONG a aportar una batería de justificantes tras comprobar que la idea de mirar hacia otro lado no figuraba en los planes del magistrado.

Apropiarse de la marca

La ONG intentó registrar a su nombre la marca Illes Balears Forum

El ejemplo más punzante de cómo la ONG de Urdangarin giró contra el Govern balear facturas falsas o, si se prefiere, emitidas por conceptos distintos a la ejecución de los convenios lo constituyen dos cargos de pequeña cuantía pero cuyo objeto no era ni más ni menos que registrar en la Oficina de Patentes y Marcas el Illes Balears Forum a nombre del Instituto Nóos. Por esa tarea, la pretendida entidad sin ánimo de lucro pagó 796 euros a una sociedad especializada en el registro de marcas. Y luego, aportó la factura como justificante de gastos derivados de la organización del Illes Balears Forum en su edición de 2006. En otras palabras, el Govern balear adju-dicó directamente al Instituto Nóos la organización de un evento pagado a precio de oro y el adjudicatario no sólo no se contentó con cobrar una cifra "desproporcionada" dice el juez del caso sino que maniobró para apoderarse de la marca del evento. Y todo ello, con cargo al erario público.

Los investigadores del caso también consideran facturas irregulares aquellas que el Instituto Nóos pagó a una de las empresas de Urdangarin y su socio Diego Torres, Nóos Consultoría Estratégica SL, y a la que el duque comparte con su esposa, Aizoon SL. De la ONG presidida por el yerno del rey, Nóos Consultoría SL percibió 145.000 euros en 2005 y Aizoon SL, 116.000 euros, todo ello por presuntos servicios prestados para la celebración del Illes Balears Forum. Al año siguiente, Nóos cobró 92.600 euros. Es decir, las compañías privadas que pertenecían a los dos máximos directivos de la entidad altruista se embolsaron directamente 353.000 euros por unos trabajos que, oficialmente, debían desarrollar los empleados del Instituto Nóos sin coste adicional.

Pero las irregularidades no se limitan a la facturación sino que se encuentran en el origen mismo del convenio. Procedimiento de adju-dicación al margen la Fiscalía sostiene que el Govern prevaricó con Urdangarin y Torres como cooperadores necesarios, esos convenios nacieron con un presupuesto incorporado. Y ese presupuesto es presuntamente falso, al menos en lo que a algunas partidas se refiere. Por ejemplo, en el de 2005 se establece que 90.000 euros de los 1,2 millones asignados se dedicarían a acuerdos de investigación con universidades: no los hubo. Y se cifran en 120.000 euros los honorarios de los ponentes que habían de participar en el Illes Balears Forum: en realidad, el pago conjunto a los ponentes no superó los 15.000 euros, y así lo atestiguan las cuentas del Instituto Nóos, plasmadas en el informe de Hacienda sobre el que Público viene informando.