Archivo de Público
Viernes, 30 de Diciembre de 2011

Explosión de indignación kurda contra los ataques de Turquía

Una manifestación convocada por partidos kurdos acaba en disturbios en Estambul y el PKK llama a la rebelión tras el ataque de la aviación turca que mató a 35 civiles

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·30/12/2011 - 11:44h

- Tolga Bozoglu (EFE) - Un manifestante prokurdo cae ante miembros de la Policía antidisturbios en Estambul.

Cientos de manifestantes tomaron ayer las calles de Estambul para protestar contra el ataque de la aviación turca que por la mañana acabó con la vida de 35 campesinos que transportaban carburante a través de la frontera entre Turquía e Irak al confundirlos con guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El vicepresidente del partido gubernamental AKP, Hüseyin Çelik, explicó en una intervención televisada, que el bombardeo contra estos contrabandistas fue un "error operacional".

Organizados por los kurdos Partido para la Paz y la Democracia y Partido para la Libertad y la Democracia, los manifestantes se reunieron en la Plaza Taksim, en el centro de Estambul. La policía trató de dispersar a la multitud con cañones de agua y gas lacrimógeno, a lo que los manifestantes contestaron lanzando piedras y haciendo barricadas.

Por su parte, la organización guerrillera PKK ha llamado hoy a la población kurda que vive en Turquía a la "rebelión" y "en particular en Hakkari y Sirnak (dos provincias vecinas de Irak), a mostrar su rechazo de esta masacre y a pedir a sus autores que rindan cuentas con sediciones", declaró Bahoz Erdal, uno de los dirigentes del las Fuerzas de Defensa Populares (HGP), el brazo armado del PKK.

El PKK cree que el ataque fue "una masacre organizada y planificada"

El PKK utiliza el término kurdo de "serhildan" (sedición) para designar acciones de protesta, implicando choques con la policía y desobediencia civil. Bahoz Erdal acusó igualmente al ejército turco de haber apuntado a civiles deliberadamente. "Esta masacre no es un accidente o un acto no buscado. Es una masacre organizada y planificada", afirmó.

"Este comercio transfronterizo se lleva a cabo bajo la vigilancia de numerosos puestos militares a lo largo de la frontera. Es por lo tanto imposible que estos civiles no hayan sido reconocidos", subrayó Bahoz Erdal. "Esta gente se desplaza casi todos los días sin armas y con sus mulas en esta misma zona".

Un difícil camino hacia la paz

El pueblo kurdo, con más de 40 millones de personas, está dividido entre las fronteras de Turquía, Irak, Irán y Siria, más algunos enclaves en Armenia. Han sido considerados la nación más grande del mundo sin Estado y llevan décadas luchando por la independencia. En Turquía, la resistencia está abanderada por el PKK, que se levantó en armas en 1984 y mantiene una guerra no declarada contra el Estado turco que ya ha causado la muerte de más de 40.000 personas.

En 2006 el PKK declaró un alto el fuego unilateral que no fue respetado por el Turquía, que ha seguido manteniendo la presión militar sobre el territorio kurdo, donde ha habido cientos de activistas por los derechos humanos, políticos y periodistas detenidos en los últimos años.

Los kurdos de Turquía saben que la aspiración a un Estado independiente es hoy en día imposible. En varias ocasiones han declarado públicamente que se conformarían con estatuto de autonomía similar al que tiene el País Vasco en España. De esta forma, el mes pasado el PKK consideró "correcta" la decisión de ETA de poner fin a la lucha armada.

Pese a las tentativas de paz que ha mostrado la guerrilla en varias ocasiones, Turquía quiere un escarmiento. En este mes han muerto más de medio centenar de activistas en las montañas y hace 10 días detuvieron a 35 periodistas, que se suman al récord que ya ostentaba Ankara de informadores detenidos en el mundo.