Archivo de Público
Viernes, 30 de Diciembre de 2011

Medvédev ordena determinar a los culpables del fuego en el submarino nuclear

EFE ·30/12/2011 - 09:52h

EFE - El presidente ruso, Dmitri Medvédev, durante un discurso ayer en Moscú (Rusia).

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ordenó hoy determinar quiénes son los culpables del incendio en el submarino nuclear "Yekaterinburg", que aún no ha sido sofocado, informó el Kremlin.

Medvédev dio instrucciones en ese sentido a la Fiscalía General de Rusia, según comunicó la oficina de prensa de la Presidencia.

Además, el presidente ruso encargó a los viceprimeros ministros Dmitri Rogozin e Ígor Sechin investigar el accidente y adoptar todas las medidas para restaurar el submarino siniestrado.

Fuentes del Ministerio de Defensa citadas por la agencia Interfax indicaron que los trabajos para recuperar el "Yekaterinburg" podrían llevar varios meses y no descartaron la posibilidad de que el sumergible atómico sea dado de baja por siniestro total.

Los bomberos tardaron poco más de nueve horas en controlar el incendio que se declaró sobre las 12.20 GMT del jueves durante las labores de reparación del sumergible nuclear en los astilleros de Rosliakovo, en Murmansk, en el noroeste del país.

Aunque el incendio está controlado, los bomberos aún no han conseguido apagar el fuego, objetivo que según declaró hoy el ministro de Rusia para Situaciones de Emergencia, Serguéi Shoigú, podría lograrse a lo largo de la jornada.

Un portavoz de Emergencias declaró a la agencia Interfax que todas las mediciones efectuadas en la región de Murmansk indican que los niveles de radiación están dentro de la normalidad.

Según el Ministerio de Defensa, el incendio comenzó en los andamios de madera instalados junto al submarino para los trabajos de reparación y se propagó luego al casco exterior ligero del navío.

De acuerdo con el parte oficial, antes de que el submarino entrara en reparaciones fueron apagados sus dos reactores nucleares y quedó desprovisto de todo su armamento, tal y como establece el reglamento.

"No hay amenaza para la vida de las personas", escribió hoy en su cuenta de Twitter Rogozin, quien comunicó que el comandante en jefe de la Armada, Serguéi Visotski, y otros altos mandos navales se desplazaron anoche a los astilleros de Rosliakovo.

El "Yekaterinburg", de 167 metros de eslora, entró en servicio en 1985 y tiene capacidad para portar 16 misiles intercontinentales de combustible líquido.