Archivo de Público
Viernes, 30 de Diciembre de 2011

Las europeas más verdes

¿Qué tienen en común Estocolmo, Hamburgo, Vitoria y Nantes? Son ciudades 'cinco estrellas' por su compromiso con el cuidado del medio ambiente.

PÚBLICO ·30/12/2011 - 09:59h

Imagen de Ataria, Centro de Interpretación de los humedales de Salburua, en el municipio de Vitoria-Gasteiz.

La Comisión Europea las ha premiado con el título de 'Capital Verde Europea', una iniciativa concebida para promover el desarrollo sostenible y la protección del entorno. Y este prestigioso honor lo acaba de estrenar Vitoria, tras Hamburgo en 2011 y Estocolmo, un año antes. Una buena razón para hacer un recorrido por estas cuatro grandes capitales verdes europeas, según propone la agencia de viajes on line Rumbo, y, de paso, aprender a cuidar, mejorar y proteger nuestro entorno.

Vitoria
Rodeada de bosques y montañas, cualquier lugar del centro urbano tiene unazona verde a menos de 300 metros. Y eso es de agradecer, porque, para empezar, la polución se ha reducido. Su transporte económico y eficiente también es un buen ejemplo de ahorro energético y su ratio de consumo de agua es envidiable (menos de 100 litros porpersona y día). Todo ello convierte a Vitoria en un ejemplo a seguir. Pero si se quiere disfrutar en primera persona de su carácter eco, nada como recorrer a pie o en bicicleta su Anillo Verde, un ambicioso conjunto de parques de alto valor ecológico y paisajístico enlazados estratégicamente mediante corredores eco-recreativos que forman una gran área verde en torno a la ciudad. Después habrá tiempo para visitar sus museos, como el Fournier o el de Ciencias Naturales, visitar su catedral ‘abierta por obras', disfrutar de su gastronomía en templos como El Portalón o participar de su animada agenda cultural.

Nantes
Nantes es una maravilla verde del oeste de Francia, a orillas del río Loira y cerca de la costa atlántica, y en 2013 tomará el reemplazo de Vitoria. Su política de transporte sostenible ha contribuido, en buena parte, como merecedora del título de Capital Verde, no en vano fue la primera ciudad francesa en volver a introducir con éxito los tranvías eléctricos. El calendario festivo anima a visitarla en diferentes épocas del año, desde el festival de música clásica del mes de febrero, al carnaval, sus conciertos de jazz junto a los muelles del río Erdre o su festival de culturas.

Hamburgo
Una excursión en barco por el río Elba, el río que trajo el comercio y la riqueza a la ciudad, desde Hamburgo a Cuxhaven; un descanso bajo frondosos robles con vistas al lago Alster; un tour por su barrio marinero o por HafenCity, su nuevo proyecto urbanístico, o una tarde de relax en el Stadtpark o en el Planten un Blomen, un gran parque que incluye un jardín botánico y el mayor jardín japonés de Europa. Hamburgo encandila por su encanto natural, pero sobre todo porque en esta ciudad que pasa por ser una de las más ricas de Europa conviven de una manera magnífica naturaleza y vida urbana. Como reconocimiento a su compromiso y a su protección ambiental fue elegida Ciudad Verde 2011.

Estocolmo
Fue la primera, en 2010, y motivos le sobraron entonces y ahora. Constituida sobre 14 islas interconectadas por 57 puentes, Estocolmo aloja el primer parque nacional urbano del mundo. En sus inmediaciones hay tres lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Birka, Drottningholm y Skogskyrkogården. Lugares que nos trasladan a los tiempos de los vikingos, a través de las brillantes aguas del Mälaren; nos permiten ver la maquinaria teatral de trescientos años de edad en el teatro de la corte de Drottningholm; o pasear por las capillas del arquitecto Gunnar Asplund tras los muros del cementerio, en un viaje casi imaginario. De regreso al mundo real, siempre apetece dar un paseo por las tiendas tradicionales de Södermalm, donde armonizan establecimientos de arte y artesanía local, joyas y chollos de segunda mano con típicas cafeterías, recorrer sus barrios y, sobre todo, sus espacios verdes, que de eso anda bien sobrada.