Archivo de Público
Viernes, 30 de Diciembre de 2011

El PSOE arropa a Blanco después de que Narbona le inste a dimitir

Griñán, subraya que el exministro tiene ahora "la oportunidad de demostrar su inocencia"

PÚBLICO ·30/12/2011 - 01:57h

El exministro José Blanco. MARTA JARA

La decisión del Tribunal Supremo de investigar si el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, cometió cohecho y tráfico de influencias durante su etapa al frente del Ministerio de Fomento ha generado una respuesta mayoritaria entre los dirigentes socialistas arropando al exministro, si bien se ha levantado alguna voz pidiendo su dimisión.

El presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, subrayó que el exministro tiene ahora "la oportunidad de demostrar su inocencia". Un argumento que comparten la diputada María González Veracruz y el alcalde de Lugo, José López Orozco. Este último reiteró ayer su confianza en Blanco y recordó que antes de pedir dimisiones "hay que demostrar la culpabilidad". Orozco respondía así a la diputada Cristina Narbona, que antes había señalado que ella "dimitiría" de estar en la situación de Blanco. No obstante sostuvo que "es una decisión personal".

Entre los dirigentes del PSOE que apelaron al "respeto" a los procesos judiciales destaca el secretario general del PSOE de Castilla y León, Óscar López, y la exministra de Sanidad, Leire Pajín, que expresó su deseo de que "todos los partidos políticos" mostrasen el mismo respeto a la Justicia.

Las críticas del PP

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aprovechó la investigación a Blanco para subrayar que para ella "la presunción de inocencia sigue jugando", incluso aunque para el exministro no jugaba "cuando se trataba de juzgar a personas del PP". Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apremió a Blanco a decidir si va a "seguir en el escaño" o dimitir como pedía a sus adversarios.