Archivo de Público
Viernes, 30 de Diciembre de 2011

Simeone no podrá entender a Reyes

El jugador decidió irse antes de la llegada del técnico

ALFREDO VARONA ·30/12/2011 - 05:49h

La cabeza de Reyes ya no era un misterio. Los gritos de "Reyes, quédate", que acompañaron ayer el primer entrenamiento de Simeone ante 5.000 aficionados en el Calderón, carecían de influencia. Reyes ya no es "un adicto al Atlético" ni a su dorsal 10. Ocho años después, está a punto de volver al Sevilla, a continuar con el misterio que marca su vida desde que debutó, a los 16 años, en Primera. A los 20, fichó por el Arsenal. A los 22, le pidió a Wenger abandonar Londres al precio que fuese. A los 28, ya no sabe si la paz existe. "El truco para llevarlo es conocerle", explicó Quique, el entrenador al que desesperó en el Benfica. "Su rendimiento es cero". Después, entendió que "es un chico que responde mejor a las terapias sencillas". Y cambió todo.

Reyes, en realidad, siempre fue así. Jiménez fue su último entrenador antes de dar el salto a la elite en el Sevilla. "Entonces entrenaba como nadie, no se borraba ningún día". Ahora no sabe si sigue siendo así. "Es una pregunta que puedo hacerme, claro, sobre todo si comparo su vida a la de Sergio Ramos, que era de su generación". La diferencia es que Reyes no ha logrado estabilidad en ningún lado. "Pero también sé que ha triunfado en todos los lugares que ha jugado. Incluso, en el Arsenal, llegó a estar por encima de Henry".

Jiménez le aconseja volver al Sevilla. "Podría hasta vivir en Utrera". Aunque también sabe que, si se queda en el Atlético, Simeone lo recuperaría. "Fuimos compañeros en el Sevilla y el Cholo tiene ese carácter. Sabe como piensa, como siente y como juega el futbolista". Y no tardaría en descubrir que Reyes es especial. "No le puedes llamar la atención delante del grupo, lo hundes". Y viaja a su pasado. "En un partido en Hellín de la Liga de ascenso, estaba desaparecido. Lo cogí a solas, le pregunté qué pasaba y en el segundo tiempo marcó un gol y dio otro".