Archivo de Público
Viernes, 30 de Diciembre de 2011

Italia no despeja las dudas de la eurozona

Monti presenta un plan de estímulo sin dinero público "porque hay poco"

 

SORAYA M. HERREROS ·30/12/2011 - 03:49h

ap - El primer ministro italiano en su intervención de ayer.

Italia continúa en el ojo del huracán. Ni siquiera los esfuerzos del nuevo Gobierno técnico de Mario Monti, que recientemente aprobó un importante plan de ajuste económico de más de 30.000 millones de euros, han conseguido que los mercados recuperen la confianza en el país transalpino. Prueba de ello es que ayer la prima de riesgo italiana (la diferencia entre la rentabilidad a diez años entre el bono italiano y el alemán) volvió a superar los 520 puntos básicos, a pesar de nuevas compras de títulos por parte del BCE.

Además, por segundo día consecutivo, Italia volvió al mercado de deuda, pero con menor fortuna que en el día anterior. El Tesoro italiano logró colocar ayer 7.000 millones en bonos a diez y siete años a un interés menor que en anteriores ocasiones, pero todavía cercano del 7%, un nivel considerado insostenible, según coinciden en señalar la mayoría de los analistas, para un país cuya deuda pública supera el 120% del PIB.

Monti dice que las primas de riesgo de España e Italia difieren por la banca

"La prima de riesgo italiana es sensiblemente mayor a la española porque España tiene una estructura del sistema bancario con dos grandes bancos internacionales cuyo papel en el mercado español de los bonos hace que sea mucho más fácil el modo de actuar de las autoridades", dijo ayer el primer ministro italiano durante la tradicional rueda de prensa de fin de año.

Por un día, el ex comisario europeo retomó su papel de profesor y en su encuentro con los periodistas, trató de explicar con un gráfico la evolución de la prima de riesgo italiana durante el último año e instó a no "demonizarla cuando sube pero tampoco divinizarla cuando baja".

Plan de crecimiento

El país transalpino coloca deuda a largo plazo con tipos aún cercanos al 7%

El primer ministro anunció ayer la puesta en marcha de un nuevo paquete de medidas, en lo que se podría entender como una segunda fase del plan de ajuste, que no harán uso de dinero público, principalmente, "porque hay poco", dijo. Este plan, aprobado en un Consejo de Ministros extraordinario el miércoles, incluye medidas encaminadas a la liberalización, la reforma del mercado laboral y a incentivar el desarrollo económico y de infraestructuras, especialmente en el sur del país. Monti no quiso explicar en detalle las nuevas medidas, que, según dijo, deberán estar listas antes de la reunión del Eurogrupo de enero.

Durante su intervención ante la prensa, que duró más de dos horas, Monti apeló a la unidad de los países de la eurozona para hacer frente a una crisis de deuda que en los últimos meses ha puesto en el punto de mira al país transalpino, y reclamó que se incremente la capacidad financiera del fondo de rescate de la UE. "Todo lo que suceda en Europa dependerá de la economía mundial", por eso, insistió, "es necesario un gran esfuerzo en las reformas estructurales en Italia que ayuden a modificar los prejuicios erróneos" sobre el Bel Paese.

La subasta de deuda italiana y la intervención del primer ministro no terminaron de convencer a los mercados. Las bolsas europeas se mantuvieron toda la mañana casi planas. Sólo la apertura al alza de Wall Street, animada por algunos datos económicos favorables, que mostrarían que EEUU parece capear el impacto de la crisis de la eurozona, hizo que los mercados europeos comenzasen a repuntar. Al final, el Euro Stoxx, en índice que agrupa a las principales empresas europeas, subió un 1,66%. El español Ibex 35, por su parte, avanzó un 1,55%.