Archivo de Público
Jueves, 29 de Diciembre de 2011

Los observadores continúan su recorrido por Siria

Las fuerzas de seguridad matan a al menos 21 personas en lo que va de día y la oposición asegura que los observadores fueron blanco de disparos en Homs

PÚBLICO.ES / EFE ·29/12/2011 - 13:30h

- REUTERS - Protesta contra el régimen de al Asad de Amude, en la zona kurda del norte de Siria.

Los observadores de la Liga Árabe, que han viajada al convulso país para verificar sobre el terreno el estado del conflicto y la represión del régimen, han salido de Homs para visitar otras tres ciudades. Se han dividido en tres grupos para ir Hama, Idlib y Deraa, donde el movimiento opositor siguen enfrentándose con las fuerzas del gobierno de Asad.

Al mismo tiempo, continúa la represión por parte de las fuerzas del régimen, que hoy han matado ya a al menos 21 personas en distintas provincias, según ha informado el miembro de los opositores Comités de Coordinación Local Hozam Ibrahim.

El grurpo del observadores confirmó que había abusos en Homs. Pero el líder del grupo, el general sudanés Mustafa al-Dabi, causó una gran controversia cuando ha dicho que no había visto "nada alarmante" en la ciudad.

Sin embargo, un activista, Manhal Abo Baker, dijo a la BBC que era casi imposible hablar con los observadores sin la autorización de las autoridades. "No podemos comunicarnos con ellos. Están viajando todo el rato rodeados de matones".

La oposición teme ejecuciones ente los más de 100.000 prisioneros que ha hecho el régimen

Además, diversas fuentes aseguraron ayer que los tanques que habían estado campando por Homs se "escondieron" en edificios oficiales ante la llegada de los observadores.

Por otra pate, el presidente del opositor Consejo Nacional Sirio (CNS), Borham Golion, aseguró hoy que el equipo de observadores fue blanco de disparos, aunque los vecinos los protegieron.

Golion defendió la labor de los expertos árabes, aunque subrayó que la misión debería haber estado integrada por más miembros "porque las zonas de violencia y enfrentamientos superan al número de observadores", cuyo número asciende a setenta.

La iniciativa árabe estipula, entre otros puntos, el fin de la violencia, la retirada de las tropas de las calles y la liberación de los presos detenidos durante las protestas. Respecto a este último punto, Golión quiso llamar la atención sobre la situación de los más de 100.000 detenidos desde el inicio de las revueltas populares a mediados de marzo pasado.

En su opinión, Damasco puede ejecutar a los arrestados para luego afirmar que no los tiene en su poder, por lo que para los opositores es esencial elaborar listas de detenidos lo antes posible.

El embajador sirio pide a Líbano que acabe con el tráfico de armas y hombres

El embajador sirio en el Líbano, Ali Abdel Karim Ali, ha instado a las autoridades libanesas a tomar medidas contundentes para poner fin al tráfico de armas y hombres armados a Siria e impedir injerencias extranjeras.

El embajador niega la acusación de que Al Qaeda esté actuando en Siria desde Líbano

A su juicio, "los actos criminales y el terrorismo se complementan, por ello la reacción libanesa debe ser radical. No hay que tergiversar, ni tomar medidas débiles, hay que tomar en cuenta los intereses libaneses y sirios".

Desde el comienzo de las protestas contra el régimen de Damasco a mediados de marzo pasado, las autoridades sirias sostienen que son grupos armados y terroristas cercanos a Al Qaeda los que están detrás de las revueltas.

Sin embargo, el primer ministro libanés, Nayib Mikati, rechazó esas declaraciones y aseguró que no hay pruebas sólidas de la presencia de esa organización en el Líbano.

Arsal, de mayoría suní y considerada como un bastión del exprimer ministro libanés Saad Hariri, está situada en el valle oriental de la Bekaa y es fronteriza con la región siria de Homs, uno de los focos de la revuelta popular contra el régimen de Bachar al Asad.