Archivo de Público
Jueves, 29 de Diciembre de 2011

La Policía china mata a siete presuntos terroristas en una liberación de rehenes

EFE ·29/12/2011 - 04:39h

EFE - La policía china mató a siete presuntos terroristas e hirió a otros cuatro en una operación para liberar a dos personas secuestradas en un oasis de la región autónoma uigur de Xinjiang. EFE/Archivo

La policía china mató a siete presuntos terroristas e hirió a otros cuatro en una operación para liberar a dos personas secuestradas en un oasis de la región autónoma uigur de Xinjiang (noroeste), en la que también murió uno de los agentes, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

El suceso ocurrió hacia las 23.00 horas de ayer, miércoles (15.00 GMT) en una zona montañosa de la comarca de Pishan, en la prefectura de Hotan (cerca del desierto de Taklamakan), donde la policía abrió fuego contra "terroristas violentos" que "se resistieron a ser arrestados", señaló un portavoz del gobierno regional.

Los cuatro terroristas heridos fueron detenidos, mientras que los rehenes fueron liberados, señaló la fuente oficial, que no dio detalles sobre la identidad de los secuestradores.

En Xinjiang, habitada mayoritariamente por etnias de religión musulmana emparentadas con los pueblos de Asia Central (uigures, kazajos, etc) actúan varios grupos independentistas que reclaman la creación de un "Turkestán Oriental", y que Pekín considera terroristas.

El régimen comunista atribuye a este terrorismo recientes ataques a comisarías de policía y otras instituciones chinas en Xinjiang (como las que hubo en los días previos a los JJOO de Pekín), y las matanzas contra chinos de la etnia mayoritaria han que hubo en la capital regional, Urumqi, en julio de 2009, con más de 200 muertos.

El pasado julio, también en Hotan, un grupo violento atacó una comisaría de policía, en un incidente en el que murieron 14 de los atacantes y cuatro policías, y días después dos incidentes violentos en Kashgar, histórica ciudad de los uigures, se saldaron con 13 muertos y 44 heridos.

Grupos de derechos humanos e independentistas uigures en el exilio alegan, no obstante, que China utiliza la cortina del terrorismo para reprimir la cultura y la religión de pueblos como los uigures, imponiendo una colonización cultural y económica de los chinos han.