Archivo de Público
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011

El exgobernador Gary Johnson buscará la Presidencia de EE.UU. con el Partido Libertario

EFE ·28/12/2011 - 18:42h

EFE - En la imagen, el congresista ultraliberal Ron Paul. EFE/Archivo

El exgobernador de Nuevo México Gary Johnson anunció hoy que pretende ser candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Libertario, cansado del bipartidismo y después de abandonar la carrera por la nominación republicana.

En una conferencia de prensa en Santa Fe (Nuevo México), Johnson expresó su frustración con los dos grandes partidos de EEUU, pero especialmente con el Republicano, donde se ha sentido "rechazado".

"Estamos hartos del bipartidismo. El Partido Demócrata, yo creo, ha dado la espalda a los derechos de los gays, a su base antiguerra (...) Y los republicanos ya no son buenos administradores del dinero de los contribuyentes", lamentó Johnson, que fue gobernador del estado de Nuevo México en dos ocasiones.

El exgobernador abandona así la carrera por la nominación presidencial republicana. Su campaña no despertó atención mediática, no ganó muchos adeptos y solo participó en un par de debates televisivos entre los aspirantes.

Ahora comenzará una nueva campaña para lograr la candidatura presidencial por el Partido Libertario, caracterizado por la defensa de la ideología ultraliberal en lo económico y progresista en lo social.

Ron Paul, otro de los aspirantes presidenciales republicanos y conocido por sus posturas liberales, también ha insinuado que pelearía por la nominación del Partido Libertario si no logra un buen resultado en el proceso de primarias que comienza el próximo 3 de enero en Iowa.

Además, la semana pasada el empresario y multimillonario Donald Trump cambió su afiliación política de republicano a independiente, lo que ha vuelto a disparar las especulaciones sobre su intención de ser candidato a los comicios de noviembre de 2012, en los que el presidente de EEUU, Barack Obama, buscará la reelección.

El magnate inmobiliario llegó a coquetear a principios de año con hacerse con la candidatura presidencial republicana, pero finalmente lo descartó.

El mes pasado el propio Trump comentó que podría entrar en la carrera por la presidencia si el Partido Republicano no escoge en sus primarias al "candidato adecuado".

Los expertos coinciden en que, si aparece un candidato de "tercera vía", eso puede dividir al electorado republicano y derivar, en última instancia, en una victoria por amplio margen de Obama.