Archivo de Público
Jueves, 29 de Diciembre de 2011

El 'planeta Zarzuela', casi al descubierto

La Casa del Rey emplea a 500 trabajadores, de los cuales sólo 18 corren a cuenta del monarca. La plantilla incluye 71 conductores y hasta 70 escoltas. El fondo de contingencia costea, entre otras cosas, las operaciones del jefe del Estado

JUANMA ROMERO ·29/12/2011 - 00:30h

INFOGRAFÍA - Pincha para ampliar.

Apenas habían pasado tres días de la proclamación de Juan Carlos de Borbón como rey de España. Era 25 de noviembre de 1975, y ese mismo día, el monarca y el entonces presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro, firmaban el real decreto 2942/1975, de creación de la Casa Real. Sobre nueve sucintos párrafos comenzó a edificarse una institución que con el tiempo fue engordando, cambiando, metamorfoseándose hasta convertirse en un mastodonte que hoy emplea a más de 500 personas y cuyo coste total permanece parcialmente en penumbra.

Para comprender cómo funciona el engranaje de la Zarzuela, mejor comenzar por el organigrama, asentado con el real decreto 999/2010, de 5 de agosto, que modificaba a su vez el 434/1988. El timonel es el jefe de la Casa, Rafael Spottorno, de quien depende el secretario general, Alfonso Sanz, y el jefe del Cuarto Militar, general Antonio de la Corte. Los tres constituyen la alta dirección, y cobran, respectivamente, como un ministro, un secretario de Estado y un subse-cretario. Por debajo tienen a siete directores de unidades y al interventorÓscar Moreno, nombrado en 2007–, cuyas nóminas son iguales a las de un director general de la Administración.

El presupuesto destina casi tres millones a incentivos para 381 empleados

A estos 11, a dos antiguos funcionarios y a cinco personas de confianza con contrato laboral –18 en total– son a los únicos a los que retribuye el monarca con su asignación anual. Las nóminas del resto –hasta llegar a los 500 empleados– las abonan los diferentes ministerios. Sí salen del bolsillo de la Corona los llamados incentivos al rendimiento (2.825.700 euros en 2011), que son los pluses pagados a 12 miembros de la plantilla directamente asumida por la Casa y a las 369 personas que se encargan de la seguridad o del mantenimiento del palacio o de la conducción de los automóviles. No se hace cargo, en cambio, de los extras de los 139 funcionarios y eventuales que prestan apoyo administrativo y cuyo sueldo paga el Ministerio de la Presidencia.

La Zarzuela sí paga la Seguridad Social de sus trabajadores empleados por ella. Y sirve gratis unas 150 comidas a diario para toda su plantilla en el comedor de servicio. Le ofrece asimismo un plan de acción social, por el que les subvenciona el 75% del transporte, ya que el palacio está a las afueras de Madrid, donde no llega ni el bus ni el metro. En total, la partida destinada a gastos de personal tocó los 4.039.000 euros, el 47,89% del fondo global.

El teléfono, a cuenta de la Casa

Además de las 18 nóminas que asume la Casa y los 139 funcionarios, trabajan en la Zarzuela las citadas 369 personas, cifra que fluctúa cada año. De ellos, por ejemplo, 71 son conductores, 80 se dedican a labores de limpieza, fontanería o pintura –y los paga Patrimonio Nacional– y entre 50 y 70 integran el equipo de escoltas (policías y guardias civiles).

Las facturas del agua y la luz no las paga el rey, sino Patrimonio Nacional

El otro gran capítulo que sale de los 8,43 millones de euros son los gastos corrientes: 3.275.000 euros (el 38,83% de la asignación). De esa partida, el grueso (1,65 millones) se destina a material y suministro. ¿Y qué comprende? Telefonía fija y móvil, papelería, prensa, seguros, contratos con empresas de servicios –agencias de noticias o asesorías– o fotografías. Pero quien paga la luz y el agua no es la Casa, sino Patrimonio Nacional, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia.

Otros 1,2 millones se consumen en atenciones protocolarias y representativas. Es decir, las recepciones y comidas que no asumen otros ministerios, regalos, adornos florales... y también vestuario más de gala de la familia real. 300.000 euros se destinan a dietas de transporte, alojamiento y manutención para el personal, 87.500 para arrendamientos de equipos informáticos y cánones (derechos de uso de licencias), y 31.500 euros para el mantenimiento de pequeña maquinaria, vehículos y utillaje. Para inversiones reales (compra de equipos de oficina y licencias de software) se reservan 100.000 euros. Y con el fondo de contingencia (206.152 euros) se atienden gastos no previstos, como lo fueron las operaciones del rey. Este fondo se intenta agotar cada año.

Para 2012, la Casa está estudiando recortar más los gastos que dependen de los ministerios y ajustar también su asignación, en línea con lo que haga el Gobierno. Hasta ahora, nunca en su historia ha tenido que reclamar más dinero al Ejecutivo. Se ha apañado con su partida.