Archivo de Público
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011

La Liga Árabe confirma abusos en la ciudad siria de Homs

Los observadores internacionales denuncian violaciones de los derechos humanos. Mientras, Asad libera a 755 presioneros detenidos durante las protestas

PUBLICO.ES / EFE ·28/12/2011 - 10:36h

AFP PHOTO - Un manifestante lanza una bomba lacrimógena en el centro de la ciudad de Homs.

Los observadores de la Liga Árabe enviados a Siria han confirmado que se están produciendo violaciones de los derechos humanos en la ciudad de Homs, en el centro del país, pero no han podido determinar si esos abusos fueron cometidos por las autoridades o por grupos terroristas, informó este miércoles una fuente de la organización panárabe.

La fuente explicó que los observadores, que llegaron ayer, martes, a Homs y todavía permanecen allí, se comunicaron por teléfono con la Liga Árabe, con sede El Cairo, para detallar las violaciones que han podido constatar.

Los observadores apuntaron que han visto muertos y señales de disparos en viviendas, también visitaron a familiares de las víctimas para hablar sobre los sucesos en los que resultaron muertos sus seres queridos, dijo la fuente.

La misión permanecerá durante este miércoles en Homs, la ciudad más castigada por la represión del régimen sirio según los opositores, y tiene previsto elaborar un informe detallado que enviará al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi.

Al menos diecisiete personas murieron el martes en esa localidad, capital de la provincia del mismo nombre, denunciaron los opositores Comités de Coordinación Local, que destacaron que los efectivos de seguridad lanzaron gases lacrimógenos para dispersar una marcha de más de 70.000 manifestantes.

Los observadores han podido constatar los muertos en las calles de Homs

En su primer día de trabajo en Homs, la delegación, encabezada por el general sudanés Mohamed Ahmad Mustafa Dabi, se entrevistó, entre otros, con el gobernador de la provincia.

El grupo, compuesto por entre doce y quince expertos, tiene la labor de verificar si las autoridades sirias cumplen con los puntos de la iniciativa propuesta por la Liga Árabe para dar una salida a la crisis como el fin de la violencia.

Desde que comenzaron las protestas a mediados de marzo pasado, más de 5.000 personas han muerto por la represión gubernamental en Siria, según la ONU.

El régimen libera a 755 detenidos

Mientras continúa la represión, Damasco hace gestos frente a los observadores. Hoy ha liberado a 755 detenidos sin delitos de sangre, que estaban arrestados por participar "en los últimos sucesos", según ha informado la televisión siria.

La liberación de los detenidos durante las protestas es uno de los puntos de la iniciativa de la Liga Árabe para dar una solución a la crisis en Siria, que estipula también el fin de la violencia y el repliegue de las tropas de las calles, entre otros.