Archivo de Público
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011

Libertad de boquilla

GONZALO DE PEDRO ·28/12/2011 - 07:57h

El cambiazo

 

Director: David Dobkin

Nacionalidad: EEUU

Género: Comedia

Reparto: R. Reynolds, J. Bateman

Duración: 113 minutos

 

SINOPSIS

Dos amigos que envidian sus vidas mutuamente, hasta que en una noche de borrachera, un embrujo inexplicable pondrá a cada uno en el lugar del otro... para su sorpresa y espanto.

COMENTARIO

Es interesante la obsesión del cine norteamericano por las crisis de madurez de los treintañeros. El cambiazo trabaja en la misma línea que las comedias de los Farrelly, pero lo hace desde presupuestos totalmente diferentes, aunque parezca que hablan de lo mismo.

La última película de los Farrelly, Carta blanca, trataba el mismo tema, pero con un poso desencantado y gamberro que aquí permanece ausente para dar paso a una lectura tranquilizadora y bienpensante. No se trata ya de que los chistes en las comedias de los Farrelly fuercen los límites del humor para toda la familia, mientras que ‘El cambiazo’ se mantenga en los límites de lo previsible, sino que el mensaje es casi opuesto. Carta blanca presentaba una reconciliación basada en la mentira y la traición, mientras que los protagonistas de El cambiazo se muestran incapaces de consumar sus sueños (eróticos, claro) para volver al refugio matrimonial con la cola gacha.

Una secuencia define la ideología de la película: enfrentado a la posibilidad de ser libre, el protagonista sólo se realiza leyendo, en una terraza al sol, precisamente Libertad, la novela de Jonathan Frazen. Libertad, pero teórica, y nunca práctica.